Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

El copago por receta de Mas no cala en otras autonomías

La profesión médica coincide en que, en caso de pagar, sea por renta y que no afecte al crónico

Jueves, 24 de noviembre de 2011, a las 01:01

Redacción / Óscar López Alba. Madrid
Después de que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, anunciase esta semana que su Gobierno estudia la introducción de un ‘ticket moderador’ en las recetas farmacéuticas para 2012, las reacciones en las Consejerías de Sanidad de media España, y en el sector sanitario, no se han hecho esperar.

Los consejeros Ricardo Oliván (Aragón), María Jesús Montero (Andalucía); Luis Rosado (Comunidad Valenciana) y Antonio Sáez Aguado (Castilla y León).

En líneas generales, los consejeros no contemplan o no están de acuerdo con la medida. La más rotunda en este sentido ha sido la andaluza María Jesús Montero. “La Junta es contraria a ese tipo de medidas que no consiguen el objetivo que se pretende", como es que "por una parte se pueda recaudar una mayor financiación, porque habría que gravar de forma tan importante esa tasa que perjudicaría a los pacientes", ha explicado. Además, ha advertido que podría tener “una especial incidencia en la población mayor de 65 años, que es la que consume mayor tipo de medicamentos, con un promedio de entre cinco y seis, además con una diferencia de algunos pacientes que son crónicos polimedicados con más de nueve medicamentos prescritos".

El consejero de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado, es partidario más de educar en responsabilidad al ciudadano, que de penalizarle económicamente. "Nuestra intención" es "no establecer ningún tipo de copago" sino establecer medidas de "corresponsabilidad" de los ciudadanos para "evitar un mal uso de los recursos", ha explicado este miércoles.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha señalado que el Ejecutivo autonómico "opta por la opción de la eficiencia" frente a otros sistemas como el copago o el del "ticket" anunciado por el Gobierno de Cataluña. En este sentido ha manifestado que no conoce en profundidad el sistema propuesto, pero que se trata de "una tasa" que no pretende incorporar Castilla y León en su sistema sanitario.

Sáez Aguado cree que la sanidad de su comunidad "tiene capacidad para ser más eficiente", y ha animado a los profesionales a "no ser rácanos pero sí eficientes" a la hora de utilizar ciertos recursos. También se ha decantado por mayor rentabilidad de quirófanos y maquinaria de alta tecnología en los horarios de mañana. Igualmente, el consejero ha planteado la posibilidad de "estudiar una nueva regulación de la jornada" en los facultativos para que permita una manera "más eficiente" del tratamiento de las conocidas "peonadas".

El consejero aragonés de Sanidad, Ricardo Oliván, cree que el anuncio de Mas es consecuencia de la situación por la que pasa las cuentas de la Generalitat catalana, y también su sanidad, pero "en estos momentos, por suerte, no estamos (en Aragón) en una situación tan límite", ha afirmado. "Si somos capaces de poner en marcha las medidas que creo que son las adecuadas, para que la situación no se agudice como ha pasado en Cataluña, no será necesario acometer medidas de este tipo", ha asegurado.

Los profesionales catalanes coinciden en pagar por renta y que no afecte al crónico

Jaume Padrós, vicepresidente del Colegio de Médicos de Barcelona.

Mientras que Metges de Catalunya se ha mostrado crítica con la medida anunciada por Mas, el Colegio de Médicos de Barcelona está más en sintonía con la propuesta. Sin embargo ambos coinciden en que si hay que pagar más se haga en función de la renta. El sindicato ha advertido al Ejecutivo catalán que la posible introducción del pago por receta farmacéutica “supondría un agravio para los enfermos crónicos y para las personas en paro, y podría vulnerar la Ley de garantías y uso racional de los fármacos del 2006”. En este sentido, ha recordado que "las comunidades autónomas no tienen competencia para imponer tasas sobre los precios de los fármacos", ya que se rompería el principio de igualdad de los ciudadanos al adquirir, con condiciones económicas idénticas, un mismo fármaco en todo el Estado. No obstante, el sindicato vería con buenos ojos una revisión del sistema de copago actual en función del nivel de renta de las personas, con independencia de su estatus en la Seguridad Social.

Por su parte, el Colegio de Médicos de Barcelona, en boca de su vicepresidente primero, Jaume Padrós, Jaume Padrós, ha hecho una valoración “positiva" de la medida porque puede servir para “reducir la presión sobre el sistema sanitario” y “recaudar fondos en tiempos de crisis económica siempre es positivo”. Para el vicepresidente colegial, lo importante es saber cómo se va a definir la propuesta. Desde la corporación proponen que se tenga en cuenta la renta de cada persona, así como también las patologías. “No se puede gravar a un enfermero crónico, por ejemplo, ni a patologías graves, hay que hacerlo con criterios de equidad”.

Juan José Rodríguez Sendín preside la OMC.

“Ante la hiperfrecuentación, es lógico que pensar que se busquen elementos disuasorios”, y ha proseguido, recordando que era algo que ya se proponía en los informes Martorell y Vilardell y que los países del entorno europeo ya tienen en marcha.

Mientras, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, en declaraciones a Servimedia, ha señalado que no puede pronunciarse sobre la iniciativa de Cataluña "porque no sabemos lo que realmente quieren hacer. Pero, en cualquier caso, hay que tomar decisiones sobre la financiación", ha indicado. También ha señalado que "hay que hacer algo con la cantidad ingente de medicamentos que se desperdician. No digo que se tiran, pero en ocasiones se malgasta en este capítulo".