Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Los ciudadanos ya pueden consultar si les afecta la nueva organización de Atención Primaria

Comenzará a funcionar a partir de noviembre en la capital riojana con la apertura del nuevo centro de Salud La Guindalera

Lunes, 24 de junio de 2013, a las 16:06

Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, José Ignacio Nieto, ha presentado una nueva herramienta informática que permitirá a los ciudadanos de Logroño consultar a través de la web 'www.riojasalud.es' si se van a ver afectados por la nueva organización de la Atención Primaria que comenzará a funcionar a partir de noviembre en la capital riojana con la apertura del nuevo centro de Salud La Guindalera.

Mª Luz de los Mártires, José Ignacio Nieto y José Lorenzo.

El consejero, acompañado por la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires, y el director general de las Tecnologías de la Información y Comunicación, José Lorenzo, ha explicado que la herramienta puede consultarse en la carpeta de la página de inicio, donde se está incluyendo toda la información relativa a la nueva organización sanitaria que afectará a más de 40.000 ciudadanos y medio centenar de profesionales sanitarios. "Queremos que el cambio se realice de la forma más cómoda posible para todas las partes implicadas", ha dicho el consejero.

Las nuevas aplicaciones informáticas ofrecen, por un lado, la posibilidad de consultar con acceso libre la reordenación de centros de salud por calles; y por otro, consultar qué centro de salud corresponde a cada usuario por Tarjeta Sanitaria. Para ello hay que introducir el CIP de este documento, como se indica en la misma aplicación. Así, la nueva herramienta permite a todos los logroñeses conocer con exactitud cuál será su centro de salud a partir de noviembre.

Nieto ha indicado que, a través de este sistema, todo el mundo puede conocer de una forma rápida y sencilla su situación y además plantear a la administración sanitaria cualquier cuestión que considere oportuna, tanto sobre los datos que puedan aparecer en la propia página, como sobre su situación particular. El consejero ha indicado que si bien la zonificación de las áreas de salud de Logroño se hace para facilitar la accesibilidad al sistema sanitario público y por tanto no puede ser alterada por cualquier cuestión, el Sistema Público de Salud de La Rioja tiene recursos para garantizar que el posible cambio de centro de salud se lleve a cabo con la mayor comodidad posible para el usuario.

Ha explicado que se trata de equilibrar recursos y población atendida y que los centros de salud situados en las zonas más céntricas de Logroño, con la excepción de Rodríguez Paterna, con apenas 10.800 TIS, reduzcan el número de tarjetas sanitarias que atienden, asignándosela a los construidos más recientemente, con más capacidad y recursos. "Con esta nueva organización buscamos mejorar la accesibilidad a los centros de salud de Logroño. Es algo deseable para todos, tanto para los profesionales como para los ciudadanos, pero no podemos lograrlo sin asumir que unos centros cedan población de referencia a otros", ha afirmado Nieto.

Del mismo modo, Nieto se ha mostrado convencido de que los cambios de médicos y enfermeras que se produzcan, tanto para aquellos que deben cambiar de centro como para los que no, no supondrán una merma en la calidad de la atención que los ciudadanos de la capital están acostumbrados a recibir. "Muestra de ello es el alto reconocimiento con el que los ciudadanos de Logroño califican siempre a sus profesionales sanitarios", ha indicado.

Lógicamente, ha explicado el consejero, "todo cambio puede originar al principio molestias, pero sin duda, estas se superarán tras las primeras tomas de contacto entre el profesional sanitario y el paciente". Además, Nieto ha recordado, que desde 2010 en todos los centros de salud de Logroño se trabaja bajo un soporte de historia clínica electrónica común para todo el sistema público de salud de La Rioja, lo que permite a los profesionales sanitarios, independientemente del centro de salud en donde trabajen, acceder de forma inmediata a los datos y al historial sanitario de sus pacientes.