16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Los centros sanitarios de uso público aumentan un 14% la facturación a privados entre 2007 y 2012

El CatSalut aprobará en noviembre una instrucción para las prestaciones que no están en la cartera de servicios

Lunes, 20 de octubre de 2014, a las 14:18
Redacción. Barcelona
Los centros integrados en el Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña (Siscat) han incrementado entre 2007 y 2012 un 14 por ciento la facturación a privados, principalmente por atenciones derivadas de accidentes de tráfico y laborales, así como a inmigrantes sin cobertura médica pública y pacientes que han solicitado ser atendidos como privados.

Josep María Padrosa.

Lo ha explicado este lunes en una atención a los medios el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Padrosa, que ha concretado que desde el inicio de la crisis los centros que ofrecen servicios públicos han incrementado su actividad privada: “Han compensado la caída de la contratación pública con trabajos en otros ámbitos”.

Ha destacado que “cada vez hay más centros que solicitan hacer actividad privada, también aquella que no está dentro de la cartera de servicios, como podología o homeopatía”, y para regularlo, el CatSalut ha elaborado un proyecto de instrucción en el que se recoge toda la normativa vigente y se recuerda a los centros del Siscat que se debe tratar a todos los pacientes por igual y con una única lista de espera.

El documento, que se prevé aprobar en noviembre, tiene el objetivo de “recordar las reglas del juego a los centros para que todos las cumplan”, teniendo en cuenta que, según ha admitido, se han detectado casos en los que la separación entre la actividad privada y la pública de un mismo centro no estaba suficientemente clara.

También ha concretado que el CatSalut está estudiando actualmente peticiones de una decena de centros del Siscat para realizar actividad privada complementaria, y ha destacado que para realizar actividad privada de servicios que están incluidos en la cartera pública no se necesita autorización de la administración.

Ha destacado que los centros del Instituto Catalán de la Salud (ICS) “no harán actividad privada al margen de la ya conocida”, como atención de accidentes laborales y de tránsito, a inmigrantes sin cobertura médica y pacientes que solicitan ser atendidos como privados.

“No habrá instalaciones específicas para hacer actividad privada en el ICS”, ha insistido, y ha destacado que los pacientes que se atiendan como privados deberán compartir la misma lista de espera que el resto y ser informados en todo momento de los mecanismos y procesos en los que participará.