Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

Los centros especiales de empleo, clave en la red de dispositivos de salud mental

El consejero Lamata visitó Guadalajara SocialMancha, que cuenta con 24 trabajadores

Martes, 15 de febrero de 2011, a las 17:26

Redacción. Guadalajara
Los centros especiales de empleo que forman parte de la red de dispositivos de salud mental con que cuentala Consejería de Salud y Bienestar Social para promover la inserción laboral de las personas con discapacidad o riesgo de exclusión social han creado casi 500 puestos de trabajo en la presente legislatura, según recordó el pasado viernes el consejero Fernando Lamata durante su visita a las instalaciones del centro Guadalajara SocialMancha acompañado, entre otros, por el director general de SocialMancha, Pedro Sáez, el director de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, José Antonio Contreras y el delegado de Salud y Bienestar Social, Juan Pablo Martínez Marqueta.

Fernando Lamata, junto a José Antonio Contreras y uno de los trabajadores de Guadalajara SocialMancha.

De este modo, el consejero conoció de primera mano a los trabajadores de las distintas áreas pre-laborales, y destacó la doble labor que allí se realiza, como empresa (se facturan unos 300.000 euros al año) y como herramienta de mantenimiento de la salud. Además, aseguró que este centro es “un ejemplo de las múltiples piezas que tiene la red de dispositivos de salud mental de la región, ya que tenemos la capacidad para afrontar un proceso desde su primera atención en un centro especializado hasta la inclusión de la persona en el mundo laboral, a través de centros de rehabilitación psicosocial-laboral, talleres pre-laborales y centros especiales de empleo como el que hoy visitamos”.

Asimismo, el consejero recordó que una de las prioridades de actuación del Gobierno de Castilla-La Mancha para los próximos años será continuar con la campaña de divulgación y sensibilización social para erradicar la discriminación social que afecta a estos colectivos, que tienen el mismo derecho que el resto de los ciudadanos a desarrollarse plenamente, a trabajar y lograr su autonomía económica y todo ello, en un entorno lo más normalizado posible.

Como aseguró Lamata, la atención a personas con capacidades diferentes, así como a sus familias, es una seña de identidad del Gobierno del presidente Barreda, cuyo compromiso con las más de 180.000 personas que aglutina este colectivo en la región se plasma en la atención integral que se les presta.

Atención integral e integradora

La empresa SocialMancha, promovida por la Fundación Sociosanitaria del Gobierno de Castilla-La Mancha, nació en 2006 con el objetivo de fomentar la integración social y laboral de las personas con enfermedad mental y de otros colectivos en riesgo de exclusión y con dificultades de empleabilidad, así como promover acciones de formación a través de los centros especiales de empleo de las diferentes provincias de la región que les permita atender la demanda de los empresarios.

Así, en el centro del que disponen en Guadalajara se forman y trabajan un total de 24 personas, que se encargan de tareas de servicios gráficos y manipulados, carpintería y restauración de mobiliario, servicio de limpiezas integrales, espacios verdes y administración.

Estas tareas se realizan en unos espacios de 900 metros cuadrados de superficie, que dan cabida a los talleres y áreas de las distintas especialidades profesionales.

Cabe recordar que, además del centro ubicado en Guadalajara, la red sociosanitaria de Salud Mental está compuesta por otros 11 centros especiales de empleo, 19 centros de rehabilitación psicosocial y laboral (CRPSL), 31 viviendas supervisadas y distintos programas de inserción laboral, sensibilización y ocio y tiempo libre.

Además, la red de centros residenciales para personas con discapacidad asciende a 115 recursos, con una capacidad para 1.815 personas, así como 121 centros de día y centros ocupacionales, con 3.329 plazas.