Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Los centros educativos contarán con un protocolo de atención a niños diabéticos

El objetivo es poner en marcha herramientas para conseguir un control óptimo de la enfermedad

Miércoles, 19 de enero de 2011, a las 16:25

Redacción. Mérida
La consejería de Sanidad y Dependencia, a través del Servicio Extremeño de Salud (SES), y la de Educación han puesto en marcha el desarrollo de un protocolo de actuación para la atención en los centros educativos a niños y adolescentes con problemas de diabetes.

De izq. a dcha., Luis González, presidente de Fadex; Ceciliano Franco, gerente del SES; y Antonio Tejero, director general de Calidad y Equidad Educativa.

La diabetes mellitus constituye un problema de salud crónico cada vez más frecuente en todo el mundo, también en Extremadura. La incidencia media anual de diabetes mellitus tipo 1 en Extremadura se sitúa entre el 12,8 y 16,8 por 100.000 habitantes; se da sobre todo en la infancia y adolescencia y no es prevenible, jugando en su origen factores genéticos e inmunológicos,

Con esta medida se pretende favorecer la integración plena de los niños y adolescentes con diabetes en todas las actividades del centro educativo, en igualdad de condiciones que el resto de estudiantes.

Para ello, es necesario establecer y promover medidas de atención específica al niño y adolescente con diabetes mellitus dentro del ámbito educativo, y de apoyo a toda la comunidad educativa para favorecer su adaptación física, social y emocional a la enfermedad, así como velar por el control, la seguridad y la igualdad de oportunidades del niño y adolescente con este tipo de diabetes, en el ámbito educativo.

La presentación del protocolo ha corrido a cargo del director gerente del SES, Ceciliano Franco; el director general de Calidad y Equidad Educativa, Antonio Tejero; y el presidente de la Federación Extremeña de Diabéticos de Extremadura (Fadex), Luis González Martos.

Ceciliano Franco ha explicado que es obligación del sistema sanitario y educativo la integración de estos niños en su actividad diaria en condiciones de seguridad, ya que pasan muchas horas en el colegio, y añadió que el entorno familiar de los niños que sufren diabetes juega un papel muy importante en dicha integración, ya que esta enfermedad se controla gracias al tesón de los padres.

Franco ha añadido que en la aplicación de este protocolo están implicados tanto los profesionales sanitarios, como los profesores y los familiares de los escolares con diabetes y ha explicado que en el mismo se establece la creación de una cartilla especial para estos niños y adolescentes, que servirá como un instrumento de comunicación que dará garantías a los padres y favorecerá la plena integración de estos niños en el entorno educativo.

El protocolo contiene una serie de medidas de apoyo y de trabajo intersectorial, cuyo objetivo principal es poner en marcha herramientas que ayuden a conseguir un control óptimo de la diabetes de estas personas en el ámbito educativo.