Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Los centros de salud de Boadilla y Colmenar Viejo, entre los preseleccionados para externalizar

El sindicato afirma que la mayoría de sus profesionales rechazan el proceso

Lunes, 29 de abril de 2013, a las 22:27

Redacción. Madrid
El sindicato médico Amyts señala en una carta dirigida al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid que la mayoría de los profesionales de los centros de salud “preseleccionados” para ser externalizados rechazan este proceso. Así, según anuncia la organización liderada por Julián Ezquerra, los centros de salud que la consejería baraja son los de: Boadilla del Monte, Colmenar Viejo, Griñón, El Molar, Pedrezuela, El Vellón, Venturada, San Agustín de Guadalix, Batres, Serranillos del Valle, Torrejón de la Calzada, Cubas de la Sagra y Casarrubuelos.

Julián Ezquerra.

Amyts reitera que desde el departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty “no se esgrimen argumentos económicos para llevar a cabo esta medida”. A juicio del sindicato, esta iniciatia, al igual que la externalización de seis hospitales, “obedece únicamente a fines ideológicos y a la apertura de nuevas oportunidades de negocio para determinadas sociedades que finalmente se hagan cardo de dichos centros”.

La organización sindical, tras reunirse con facultativos y profesionales de los centros de salud de Colmenar Viejo, Yébenes, Boadilla, Griñón, El Molar y Sanchinarro, señala que “ha podido constatar que la gran mayoría de ellos son totalmente contrarios a la privatización de los mismos”. “No compartimos en absoluto, continua el sindicato, las decisiones por las cuales se pretende que los derechos de los trabajadores que han optado a su puesto de trabajo mediante una oposición o temporalmente según un baremo de méritos objetivo, se vean ahora privados del mismo sin argumentos ni sanitarios ni económicos”.

Asimismo, reitera su preocupación por la repercusión que este cambio pueda suponer en la calidad de la atención que se brinde a la población. Desde Amyts quieren mostrar su apoyo a estos profesionales, el rechazo absoluto al proceso de externalización y solicitan al consejero de Sanidad que reconsidere esta medida.