Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Los centros de investigación recuperan por triplicado la inversión pública

Boi Ruiz delega en Aquas la aprobación de tarifas por sus servicios

Lunes, 09 de junio de 2014, a las 13:59
Redacción / Javier Barbado. Barcelona
Los centros e institutos de investigación catalanes recuperan multiplicada por tres la subvención directa que reciben de la Generalitat gracias a la atracción de fondos europeos e inversiones privadas, según señalan los resultados preliminares del informe monográfico sobre el impacto económico de dos grandes institutos de investigación sanitaria autonómicos que se presentará el 19 de junio.

Josep Maria Argimon, director de
la Agencia de Calidad y Evaluación
Sanitarias de Cataluña.

El director de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas), Josep Maria Argimon, ha avanzado a final de esta semana detalles del análisis que señala que la Generalitat destina una subvención directa de 55,4 millones de euros.

Por otra parte, el consejero de Sanidad autonómico, Boi Ruiz, ha delegado en Aquas la aprobación de las tarifas de los precios por los servicios que presta la agencia, tal como se lee en el boletín oficial autonómico publicado este lunes.

En efecto, de acuerdo con este documento, el titular de la sanidad catalana ha resuelto “delegar en el Consejo de Administración de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña la facultad de aprobar los precios y tarifas aplicables a los servicios prestados por la Agencia en régimen de derecho privado, sin perjuicio de las facultades de control y seguimiento del ejercicio de la competencia delegada”.

Recursos del Icrea

Por otro lado, los 29 centros pertenecientes a la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (Icrea), en los que trabajan 10.037 investigadores, atraen 116,2 millones de euros de recursos competitivos y 64,7 millones de recursos no competitivos.

Estos centros han llevado a cabo 2.853 ensayos clínicos, de los que 998 de cáncer; han creado ocho empresas spin-off y start-up, y han conseguido 29 patentes. Pero si bien los centros cuentan una producción científica extensa con más de 6.400 artículos originales y revisiones indexadas, los centros flaquean a la hora de conseguir una transferencia de conocimientos a la empresa.