Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 10:20
Miércoles, 12 de noviembre de 2014, a las 16:47
Redacción. Bilbao
El consejero de Salud, Jon Darpón, ha comparecido  en la Comisión de Salud del Parlamento donde ha destacado que “la Red de Salud Mental de Euskadi basa su atención en el modelo comunitario, un modelo asistencial y organizativo fundamentado en la normalización asistencial, la cercanía de los servicios, la integración en la comunidad  de las personas que sufren enfermedad mental y la erradicación del estigma y la discriminación en la que se ven envueltas”.

El consejero de Salud ha explicado en la comparecencia, que el modelo comunitario basa su estrategia de desarrollo en aspectos éticos y científicos que conllevan cambios en la oferta de servicios asistenciales así como nuevos recursos, algo que se lleva impulsando desde hace más de 20 años. “Estos cambios suponen: integración de la salud mental en la atención a la salud general; apertura de servicios de psiquiatría en hospitales generales; centros de salud mental como servicios de atención comunitaria para la población adulta e infanto juvenil; servicios sociosanitarios de alojamiento y rehabilitación en la comunidad y, los procesos de  desinstitucionalización que han favorecido la reducción de camas de larga estancia en los hospitales psiquiátricos”.

Es esta “desinstitucionalización”, en palabras de Jose Antonio de la Rica, Coordinador de Salud Mental de Osakidetza, uno de los ejes sobre los que pivota el modelo comunitario implantado. Así, los hospitales psiquiátricos de Osakidetza han sido pioneros en el abordaje de esta patología dejando atrás el modelo “manicomio” y apostando por un modelo comunitario que sitúa a las personas con enfermedades mentales como un ciudadano/a más. “Reorientar la asistencia hacia la rehabilitación ha favorecido la apertura de servicios en la comunidad para la atención específica de las personas que sufren trastornos mentales graves de evolución crónica”.