Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05

Decálogo para un buen uso de la tecnología sanitaria

La institución norteamericana advierte de las iniciativas de seguridad que sería preciso adoptar

Lunes, 28 de noviembre de 2011, a las 22:20
Redacción. Madrid
El Instituto ECRI (siglas en inglés de Emergency Care Research Institute) ha presentado su tradicional Top 10 de los riesgos de la tecnología sanitaria, un informe pensando para ayudar a los profesionales que trabajan en este campo y para advertir de las iniciativas de seguridad que sería preceptivo tomar.

Portada del informe.

El primero de los riesgos que señala son las alarmas de los dispositivos médicos que se emplean en los hospitales, ya que un fallo puede convertirse en una fuente de problemas, contribuyendo a la aparición de eventos adversos. Los peligros asociados a la radiación ocupan el segundo puesto del informe, y es que un mal uso podría convertir una herramienta vital para el diagnóstico en una fuente de serios daños para el paciente. Los puestos tercero y cuarto recogen los errores en la administración de los medicamentos por medio de bombas de infusión y la contaminación de endoscopias por un incorrecto seguimiento en el protocolo de desinfección y limpieza. En quinto lugar aparecen los problemas relacionados con la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación a la tecnología sanitaria.

Los problemas derivados de las sondas de alimentación ocupan el sexto puesto, seguidos por los incendios en los quirófanos, que según el Instituto ECRI ascienden a 600 al año en EEUU. Las lesiones producidas en los profesionales por pinchazos con agujas y otros objetos punzantes ocupan la octava posición, y tras ellos, los incidentes con los equipos de anestesia no debidamente inspeccionados antes de ser usados en los pacientes. Por último, el uso incorrecto de los dispositivos médicos por parte de los pacientes que reciben asistencia sanitaria en sus hogares.

Según ha explicado el presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica, Jesús Licinio Manzanares, “este informe, además de ofrecernos una exhaustiva evaluación de los potenciales peligros derivados del uso de la tecnología médica en base a la situación actual en Estados Unidos, pone a nuestra disposición interesantes recomendaciones y consejos para minimizar estos riesgos y sacar el máximo partido a los equipos electromédicos”.