Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

La consejería cumple su promesa de reforzar las urgencias del Rosell

El hospital no se cierra y complementa la asistencia del Santa Lucía

Lunes, 21 de julio de 2014, a las 12:59
Redacción / J.B. Murcia
El Hospital del Rosell no cierra sino que complementa al de Santa Lucía. La firmeza con que la consejera de Sanidad, Catalina Lorenzo, ha defendido esta máxima desde su acceso al cargo se hace realidad a partir de este lunes con el refuerzo de los servicios de urgencias del primero a partir de los que se prestan en el primer nivel asistencial de Cartagena. De este modo, los paisanos de esta ciudad optarán entre ambos centros para acudir a urgencias en caso de necesitarlo.

La consejera de Sanidad,
Catalina Lorenzo.

Por lo tanto, el equipo del Servicio de Urgencias de Atención Primaria, que hasta ahora daba atención urgente en el centro de salud Virgen de la Caridad Oeste, comenzará a prestarla desde el Hospital del Rosell a partir de este lunes.

A juicio del gerente del Área II de Salud, Tomás Murcia, supone “una mejora indudable en la gestión y la asistencia al estar ubicados los efectivos en unas mismas instalaciones, con mayor capacidad de resolución”.

Desde el punto de vista asistencial, el hecho de que desarrollen su actividad en un mismo centro profesionales sanitarios de niveles asistenciales distintos, Atención Primaria y atención hospitalaria, “va a contribuir a una mejor atención y a una distribución de los pacientes de forma eficaz y eficiente, consiguiendo que la carga de trabajo sea adecuada entre ambos dispositivos de urgencia y, por lo tanto, que se reduzcan los tiempos de espera de los enfermos”.

Además –ha explicado– que se ubiquen en un mismo espacio físico ambos dispositivos “permitirá lograr una prestación sanitaria más adaptada a las necesidades reales de asistencia, dado que, en función del estado clínico de los pacientes, éstos serán atendidos por el SUAP o por los integrantes de la puerta de Urgencias del Hospital, evitando derivaciones y desplazamientos  incómodos para los usuarios del servicio”.

Este traslado “significa igualmente una mejora en la coordinación entre dos Gerencias independientes, Área II de Salud y Urgencias y Emergencias Sanitarias 061, que aúnan esfuerzos para optimizar la calidad de la asistencia sanitaria prestada a nuestros ciudadanos, bajo la estrategia planteada desde la autoridad sanitaria, Consejería de Sanidad y Gerencia del SMS”.

Así, los vecinos y usuarios del Servicio de Urgencias de Atención Primaria del Parchís podrán contar, a escasos cinco minutos de la ubicación anterior, con una puerta completa que sumará pruebas técnicas y diagnósticas, Laboratorio y Rayos X, además de tratamientos que hasta ahora no se ofrecían.

Este paso significará un refuerzo importante para la actividad de Urgencias del recinto hospitalario del Paseo Alfonso XIII “garantizando una demanda social que hemos tenido en cuenta, ya que era necesario mantener un servicio de Urgencias urbano en Cartagena. Las Urgencias del Rosell no se cierran”.

De esta manera, los usuarios de Cartagena y del Área II de Salud continuarán siendo los únicos en la Región que podrán acudir al hospital del Paseo o a Santa Lucía, según ellos consideren, para una atención urgente.

El hospital del Rosell, por su parte, se plantea como un centro de urgencias ambulatoria referente de alta resolución con todos los medios técnicos y diagnósticos, capaz de asegurar la calidad de la asistencia de una manera muy ágil para todos aquellos procesos de menor complejidad.

El hospital de Santa Lucía, referente y con la más alta tecnología en diagnóstico y tratamiento, seguirá trabajando en el nuevo modelo funcional que está permitiendo buenos resultados y potenciando su servicio de Urgencias para la atención de los casos más complejos.

Nueva estructura operativa

El SUAP, en su nueva ubicación del Rosell, continuará prestando atención domiciliaria, bajo la coordinación del Centro Coordinador de Urgencias (112), tal y como se ha hecho hasta el momento.

La clasificación de los pacientes, hacia el servicio de Urgencias de Atención Primaria o el servicio de Urgencias hospitalarias, la realizará un sanitario ajustándose a criterios clínicos. La frecuentación media esperada para la nueva puerta de Urgencias del Rosell será de unos 150 pacientes al día, y estará plenamente capacitada para ello con su equipo.

Los profesionales contarán con el apoyo de facultativos de Medicina Interna en aquellos pacientes que bien por su patología o porque requieran de una estancia más prolongada en el servicio de urgencias, necesiten a su vez complementar estudio o tratamiento. Además, se ha habilitado una zona de Observación para procesos que requieran unas horas de hospitalización, sin necesidad de derivación a planta hospitalaria.

La puesta en marcha de ambos servicios en un mismo centro sanitario seguirá manteniendo y respetando las estructuras orgánicas y funcionales de los dos ámbitos, tanto hospitalario como Atención Primaria, como hasta ahora se venía desarrollando.

ENLACES RELACIONADOS:

Lorenzo planea mantener las urgencias del Rosell y hacerlo referente en dos patologías (11/06/2014)