Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 08:50
Viernes, 02 de diciembre de 2011, a las 12:39

Redacción. Vitoria
El lehendakari Patxi López ha contrapuesto el modelo para salir de la crisis de algunas comunidades autónomas basado en el recorte, con el que defiende su Gobierno de petición de "esfuerzo y solidaridad" a los empleados públicos.

El lehendakari Patxi López.

El lehendakari ha pronunciado estas palabras en su respuesta ante el pleno del Parlamento Vasco a una pregunta de Mikel Arana, de Ezker Batua, relativa al fomento del empleo. López ha explicado que para hacer frente a la crisis e intentar generar empleo hay un modelo "que se está aplicando en otras comunidades, y no hay más que mirar estos días a Cataluña, con el tijeretazo, el adelgazamiento de la Administración pública y el achique continuado del Estado de Bienestar".

Tras reiterar que ése no es el modelo del Gobierno Vasco, el lehendakari ha recordado que en Euskadi no se están cerrando quirófanos, no se va a quitar la paga de Navidad a los empleados públicos, no se pide un euro por las recetas ni a "los padres que llevan a sus hijos a la escuela pública que lleven cinco euros y un rollo de papel higiénico al mes".

López ha reconocido que la propuesta que ha hecho el Gobierno Vasco en la Mesa General de la Administración supone un "esfuerzo de solidaridad" para los funcionarios, ya que con las medidas planteadas el ejecutivo que preside pretende ahorrar más de 100 millones de euros. Y ha asegurado que el Gobierno Vasco no puede ofertar nuevos empleos públicos, pero se ha comprometido a "consolidar" los que hay y convertirlos en estables y de calidad.

El lehendakari ha recordado que su Ejecutivo quiere un acuerdo en el seno de la Mesa General, donde ha planteado, entre otras medidas, la suspensión de los fondos para la jubilación voluntaria a los 60 años, por la que este año se van a gastar cerca de 35 millones de euros.

También ha recordado la intención de revisar el complemento de bajas para dejar el cien por ciento de cobertura sólo para los accidentes laborales, ya que este ejercicio en la Administración se han registrado 48.135 bajadas con un coste de casi 44 millones de euros. López ha subrayado que todas estas medidas tienen un carácter "excepcional" y que su vigencia será el próximo año. "No son para toda la vida", ha sentenciado.