16 nov 2018 | Actualizado: 14:50
Lunes, 29 de diciembre de 2014, a las 16:24
Redacción. Castellón
El consejero valenciano de Sanidad, Manuel Llombart, ha explicado este lunes que las facturas de 2010 y 2011 que se pagaron con el Plan de Pago a Proveedores y por las que el PSPV ha pedido su comparecencia en las Cortes tienen un control por parte de la Intervención General, "aunque distinto al que se tiene cuando se pagan con consignación presupuestaria".

Manuel Llombart.

Llombart ha realizado estas declaraciones ante los medios tras inaugurar el nuevo Hospital de Día Pediátrico del General de Castellón, en el que se prevé tratar a cerca de 200 pacientes infantiles en su primer año de funcionamiento.

Así, ha señalado que ya no sabe por qué el PSPV pide su comparecencia, "aunque esto es habitual en los grupos parlamentarios de la oposición". Este caso, ha indicado que se refiere a las facturas que fueron pagadas a través del Plan de Pago a Proveedores, "que están intervenidas por la Intervención General, aunque es verdad que de forma distinta a las que tienen consignación presupuestaria".

Según ha dicho, "se trata de facturas de los años 2010 y 2011 que se pagan con el Plan de Pago a Proveedores de mayo de 2012, pero, en principio, son facturas que tienen un control por parte de la Intervención General, aunque es distinto al que se tiene cuando se pagan con consignación presupuestaria y, por tanto, el control es previo y no posterior, que es lo que ocurre en estos casos".

ENLACE RELACIONADO:

Las antiguas instalaciones de La Fe se demolerán antes de que acabe el año (29/12/14)