14 dic 2018 | Actualizado: 17:40

Llombart apuesta por potenciar la AP en la atención al crónico

La estrategia de la región desarrolla el autocuidado de la salud

jue 04 diciembre 2014. 17.11H
Redacción. Valencia
El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, durante su intervención en el segundo Congreso de Autocuidado de la Salud que se ha celebrado en Madrid, ha puesto como ejemplo la estrategia de atención al paciente crónico que se lleva a cabo en la región valenciana, con una experiencia sanitaria de más de 20 años en el campo de la cronicidad.

Manuel Llombart.

Precisamente para hacer frente al reto de la atención al paciente crónico, el consejero ha propuesto potenciar la AP por su cercanía al ciudadano, por la preparación de sus profesionales, por su alta capacidad de resolución y por su coordinación con los especialistas, además de que el 80 por ciento de las consultas de AP vienen derivadas de la atención a las enfermedades crónicas.

El procedimiento que lleva a cabo la región, readapta los recursos públicos de la Administración sanitaria (para hacer frente a los cambios demográficos y epidemiológicos que se avecinan), pero que también corresponsabiliza al ciudadano a la hora de cuidar de su propia salud. En este último caso, "el ciudadano, al adoptar hábitos de vida saludables y utilizar los recursos públicos de forma adecuada, si deviene en un enfermo crónico, limitará las visitas al centro de salud, el consumo de fármacos o el tiempo de internamiento clínico, pues su salud y su calidad de vida serán mucho mejores", ha señalado Llombart.

El consejero ha asegurado que "tener una población más sana supone una mejora de la calidad de vida del ciudadano y un sistema sanitario más sostenible" y ha recalcado que su comunidad autónoma ha centrado la estrategia de cronicidad en la ciudadanía que envejece, que es la que concentra un mayor número de pacientes crónicos, y a la que le está pidiendo que asuma un rol mucho más activo.

Así, como ha advertido Llombart, se prevé que "en sólo 10 años la demanda de servicios sanitarios y sociales aumente considerablemente, ya que 4 de cada 10 españoles tendrá más de 65 años y de éstos, 6 de cada 10 padecerá una enfermedad crónica".

Por ello, la consejería va a incentivar aún más la Atención Domiciliaria, va a reforzar el papel de la Enfermería y a poner en valor a los trabajadores sociales como elementos claves de este equipo multidisciplinar. Además, se va reorganizar la Atención Hospitalaria, confiriendo un papel clave a las unidades de atención a domicilio, de corta estancia o de Urgencias; así como a los equipos de cuidados paliativos, a los servicios de medicina interna y a las enfermeras gestoras de casos.