Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Lasquetty logra una empresa por hospital

Grupo HIMA San Pablo, de ‘bandera’ portorriqueña y capital estadounidense, opta a los de San Sebastián, Parla y Aranjuez, mientras que Ribera Salud quiere Vallecas y Arganda, y Sanitas gestionará Coslada

Viernes, 07 de junio de 2013, a las 21:10

Redacción. Madrid
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha conseguido superar un escollo que algunos definían como “complicado” en el camino hacia la externalización de seis hospitales anunciada en noviembre del año pasado, logrando que cada uno de los cinco lotes en los que se dividía la oferta haya recibido al menos la propuesta formal de una empresa interesada.

El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.

Este viernes se cerraba el plazo para concurrir a la gestión de estos hospitales, y parece que el ‘peso’ de la externalización recaerá en un invitado sorpresa, Grupo HIMA San Pablo, con ‘bandera’ portorriqueña y capital estadounidense detrás. Gestiona cinco hospitales en Puerto Rico, y aspira a hacer lo mismo con tres públicos de la Comunidad de Madrid, según han confirmado a este diario fuentes cercanas a la Consejería de Sanidad, y la propia compañía a través de su cuenta en Twitter (@himasanpablo). Concurre al concurso para el Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), el Infanta Cristina (Parla) y el del Tajo (Aranjuez).

La valenciana Ribera Salud, que ya gestionó el externalizado de Torrejón de Ardoz desde su apertura en 2011 (hasta que vendió su participación a Sanitas en noviembre de 2012), ha informado que opta a dos: Infanta Leonor (en el barrio de Vallecas), y el del Sureste (Arganda del Rey). Por último, Sanitas, como la propia compañía ha confirmado, quiere gestionar el Hospital del Henares (Coslada).

Así, las cuentas le salen al Gobierno regional, algo que no parecía claro. Y es que hasta los ‘candidatables’, como el Grupo HM, han venido advirtiendo de lo ajustado de los pliegos y del poco beneficio que pueden obtener las empresas que se aventuren. De esto también puede hablar el hecho de que IDC Salud (nueva denominación de Capio desde hace algunas semanas), finalmente no haya querido estar presente en ninguno de los seis hospitales a externalizar ahora (ya gestiona tres públicos en la Comunidad de Madrid, y también llevará el de Collado Villalba). Fuentes de esta compañía han explicado a Redacción Médica que en la actualidad están centrados en otros proyectos, como el Hospital de Móstoles o el acuerdo alcanzado recientemente para gestionar la Clínica La Luz, de Madrid. Asisa, Nisa, Quirón o DKV también han desistido de presentar propuestas.

Lasquetty deja entrever que puede haber más empresas interesadas

Sobre las quejas de las empresas sanitarias respecto al pliego, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha respondido este viernes que su "misión" no es "calcular los beneficios de las empresas privadas" sino el "beneficio que significa tener magníficos hospitales, con buenos indicadores de resultados en salud, con satisfacción para los pacientes y con un menor coste". “Les exigimos un 20 por ciento menos de coste del que actualmente tiene la atención sanitaria de esos pacientes", ha dicho Fernández-Lasquetty antes de insistir en que el Gobierno regional no hace las cuentas de las empresas sino que se preocupa por mantener "una sanidad pública de primera calidad que sea al mismo tiempo financiable".

Preguntado acerca de cuándo esperan que empiecen a gestionar las empresas los nuevos hospitales, ha indicado que la previsión es que el cambio se produzca en el mes de septiembre y que en ningún momento ninguno de los seis hospitales va a "estar cerrado ni un solo día".

"Sencillamente en un día del mes de septiembre, en vez de estar sentado un gerente de personal de la Consejería de Sanidad, se sentará un gerente de la empresa concesionaria", ha ejemplificado.

Según ha desglosado, a partir de ahora "hay que dejar pasar unos días" para recoger otras ofertas si se han presentado en registros diferentes al de la Consejería madrileña, y ha dicho que "el paso siguiente" será el de abrir los sobres para verificar que quienes se han presentado cumplen los requisitos de solvencia para optar al concurso, algo que sucederá en "unos días, dentro de una semana". Después, según ha dicho, a lo largo del mes de junio se analizará el plan asistencial que propone cada uno de los candidatos, y el último eslabón será analizar la oferta económica.

"Es un calendario que está marcado por plazos legales que nos conduce a que a finales de junio se pueda hacer ya la adjudicación definitiva a las ofertas que reúnan una mejor valoración", ha concretado.