15 nov 2018 | Actualizado: 13:40

Las urgencias nocturnas rurales de Castilla y León propician un pacto inédito en el SNS

La reapertura afecta a 17 consultorios gracias al nuevo tope de déficit que otorga a la Junta recursos económicos adicionales

Jueves, 08 de agosto de 2013, a las 20:34

Redacción. Valladolid
Castilla y León ha escenificado una estampa inédita en los últimos meses: la presentación conjunta, por parte de la Consejería de Sanidad y los portavoces de PP y PSOE, de la reapertura de las urgencias nocturnas rurales, que permanecían cerradas desde octubre pasado. No hay noticias de acuerdos similares en el resto del Sistema Nacional de Salud, pues la relación entre los dos principales partidos está muy enconada, no solamente en las autonomías, sino también en el Congreso y el Senado. El acuerdo de Castilla y León, labrado en junio tras el Debate sobre el Estado de la Región, se ha cerrado ahora, tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que otorgó a la Junta mayor disponibilidad financiera con un nuevo objetivo de déficit. PP y PSOE coinciden en que de esta manera se recupera el crédito político perdido para con los ciudadanos.

Jesús Aguilar, Sáez Aguado y Óscar López.

En una comparecencia conjunta con el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes, Óscar López y su homólogo en el Grupo Popular, Jesús Aguilar, el consejero Sáez Aguado ha anunciado que la reapertura de las urgencias rurales nocturnas, que afectará a 17 zonas básicas de salud, comenzará el 15 de agosto y se irá desarrollando de forma escalonada hasta que el servicio esté, el 1 de septiembre, “en pleno funcionamiento”.

El portavoz socialista, Óscar López, ha querido destacar la rapidez con la que se ha acometido este asunto, ha mostrado una “satisfacción plena y absoluta” ante el resultado de los que ha considera como “un buen acuerdo” que permite recuperar la credibilidad en la política. En una línea similar se ha manifestado el portavoz popular, Jesús Aguilar, que ha celebrado la recuperación de las urgencias nocturnas aclarando que decisión de suprimirlas fue “complicada” y no gustó a nadie.

Sáez Aguado, que ha justificado la rectificación de la medida tomada inicialmente por la Junta apoyándose en las nuevas circunstancias económicas tras la flexibilización de los objetivos de déficit para 2013, ha considerado “lógica” la sensación de “inseguridad” por parte de los vecinos afectados por la supresión del servicio a pesar de no haberse derivado deficiencias “en ninguna de las 17 zonas básicas de salud”.