Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15

Las tiras reactivas para diabéticos serán 5 euros más baratas

Se atiende así a la demanda de las asociaciones de enfermos, que se oponían a la dispensación en centros de salud, al tiempo que se consigue un ahorro

Miércoles, 11 de mayo de 2011, a las 17:27

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Consejería de Sanidad ha llegado a un acuerdo con los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de ambas provincias y las empresas fabricantes de tiras para la determinación de glucemia, por el que dichas pruebas diagnósticas permanecerán dispensándose en farmacias a un precio sensiblemente inferior al que tenían hasta este momento. Se satisface así la demanda de las asociaciones de enfermos diabéticos, que se oponían a que la dispensación de este producto se hiciera a través de los centros de salud, y no en las farmacias, como hacen ya otras comunidades.

Fernando Bañolas, consejero de Sanidad.

El acuerdo ha sido posible gracias al esfuerzo realizado por todas las partes para lograr un descenso sustancial del precio de cada envase, que permitirá un ahorro de 3,5 millones de euros al año al Servicio Canario de la Salud.

En 2010 las farmacias dispensaron con cargo al SCS 671.565 envases de tiras reactivas, lo que supone más de 36 millones de unidades de este producto, por un coste de 20.149.830 euros.

Hasta el momento, el precio por envase de 50 tiras era de 27,50 euros. Tras este nuevo acuerdo, el envase de 50 tiras pasará a costar 22,61 euros, esto es, 4,89 euros menos. Para el pensionista, este producto es completamente gratuito porque lo sufraga enteramente el Servicio Canario de la Salud, y para el beneficiario de la Seguridad Social en activo el precio en la farmacia de de 45 céntimos.

Los pacientes podrán disponer de la totalidad de productos existentes en el mercado, al tiempo que seguirán disfrutando de la comodidad y la atención personalizada que se presta en las oficinas de farmacia.

Gracias a este acuerdo, se evitan las sobrecargas y los gastos adicionales en los centros de salud que hubiesen de dispensar las tiras en el caso de que éstas se hubieran sacado del circuito farmacéutico, al tiempo que se consigue tener un mayor control en el número de envases por paciente. Además, se espera conseguir ahorros adicionales por la aplicación del protocolo que relaciona la patología y medicación del paciente, con el número de determinaciones de la glucemia, que fue consensuado entre endocrinólogos, farmacéuticos y la Dirección General de Farmacia, y que se está implantando en la prescripción electrónica.