17 nov 2018 | Actualizado: 13:45

Las tiras reactivas de la glucemia se seguirán dispensando en las farmacias “a un precio sensiblemente menor”

Las asociaciones de enfermos diabéticos se oponían a que su dispensación se hiciera en los centros de salud

Viernes, 03 de junio de 2011, a las 14:04

Redacción. Tenerife
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha suscrito un acuerdo de colaboración con los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Canarias y las empresas fabricantes para regular las condiciones de dispensación, facturación y etiquetado de las tiras reactivas para la determinación de glucemia, dispensadas por las oficinas de farmacia de la Comunidad Autónoma de Canarias con cargo a la prestación del Servicio Canario de la Salud (SCS). Con este acuerdo se logrará un ahorro de 3,5 millones de euros al año al SCS, según ha estimado la Administración regional.

Carlos Muñoz, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas; Fernando Bañolas, consejero de Sanidad; Guillermo Schwartz, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas,
y Buenaventura Fernández, director general de Farmacia.

Tras este acuerdo, las tiras reactivas permanecerán dispensándose en farmacias a un coste sensiblemente inferior al que tenían hasta el momento, rebajándose su precio en casi cinco euros por envase de 50 tiras. El acuerdo se ha logrado tras “un importante esfuerzo realizado por las partes”, según ha informado la Consejería, atendiendo así la demanda de las asociaciones de enfermos diabéticos, que se oponían a que la dispensación de este producto se hiciera a través de los centros de salud, como hacen otras 13 comunidades y había proyectado inicialmente también el SCS.

Esta firma supone además evitar las sobrecargas y los gastos adicionales en los centros de salud que hubiesen de dispensar las tiras en el caso de que éstas se hubieran sacado del circuito farmacéutico, al tiempo que se consigue tener un mayor control en el número de envases por paciente. Para los pacientes supone el poder seguir accediendo a la totalidad de las marcas disponibles y la comodidad de acceso de las oficinas de farmacia.

Asimismo, se esperan conseguir ahorros adicionales por la aplicación del protocolo que relaciona la patología y medicación del paciente con el número de determinaciones de la glucemia, que fue consensuado entre endocrinólogos, farmacéuticos y la Dirección General de Farmacia, y que se está implantando en la prescripción electrónica.