Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

Las sociedades científicas y la Junta se unen para mejorar la formación de los profesionales

Desarrollarán nuevas líneas de colaboración para identificar las necesidades en este ámbito

Viernes, 04 de julio de 2014, a las 14:23
Redacción. Valladolid
La Junta ha firmado el protocolo firmado con 52 sociedades científicas y asociaciones para establecer el marco de colaboración con la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) para el desarrollo de actuaciones conjuntas en materia de identificación de las necesidades formativas de los profesionales, desarrollo de las actividades de formación continuada y mejora de las competencias profesionales como factor clave para el buen funcionamiento del sistema.

Juan Vicente Herrera.

El protocolo se concreta en dos líneas de objetivos: por una parte, se pretende mejorar la capacitación de los profesionales sanitarios actuales y los que se encuentren en periodo de formación en las instituciones sanitarias del Sacyl. El fin último es la adquisición de conocimientos que redunden en una mejora de la prestación de la asistencia sanitaria y alcanzar el mejor desempeño profesional, según ha informado la Junta.

Además, tanto la Gerencia Regional de Salud como las sociedades que suscriben el documento tienen la intención de desarrollar nuevas líneas de colaboración para identificar las necesidades formativas de los profesionales, a los que Herrera ha querido señalar, una vez más, como factor clave del Sistema de Salud.

Reconocimiento a los profesionales

El presidente ha reconocido y ha agradecido el esfuerzo que estos profesionales han realizado a lo largo de estos últimos años debido al impacto de las medidas derivadas de la crisis económica, aunque ha recordado que en Castilla y León han sido menos severas que en otras comunidades autónomas. Así, Castilla y León ha mantenido la prioridad presupuestaria para sus grandes servicios públicos, lo que en el caso de la sanidad se traduce en el presupuesto de 2014 en casi el 44 por ciento del total de los recursos disponibles.

Este esfuerzo presupuestario ha permitido dar cumplimento a los acuerdos suscritos con los sindicatos médicos y de enfermería, en orden al mantenimiento de las retribuciones y no modificación de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios. Asimismo, ha permitido también mantener el núcleo fundamental de la sanidad pública, tras seis largos años de profunda y grave crisis.

Una sanidad pública más eficiente y sostenible

El presidente ha destacado que la sanidad pública se enfrenta a cuatro grandes retos: un gasto sanitario con una tendencia estructural a aumentar por encima del PIB; unos desafíos demográficos que sitúan en primera línea la atención a los pacientes crónicos; la presión del avance de la tecnología sanitaria. Y, por último la exigencia social de accesibilidad y calidad, con una ciudadanía cada vez más reivindicativa y mejor informada.

Para hacer frente a esos cuatro retos, que se resumen en la necesidad de una sanidad más eficiente y más sostenible, el sistema de Salud de Castilla y León está desarrollando diversas vías de trabajo como el adelgazamiento de sus estructuras burocráticas, el avance en la Estrategia de Atención a los Pacientes Crónicos o la apuesta por la Gestión Clínica, que pretende dar mayor autonomía y capacidad de organización a los profesionales clínicos y avanzar así hacia un nuevo profesionalismo.