19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Las resistencias a antibióticos aceleran el plan autonómico frente a la infección hospitalaria

Se busca reducir los enfermos con patógenos a las 48 horas del ingreso

Miércoles, 12 de marzo de 2014, a las 16:53
Redacción. Valencia
El estudio Epineas de seguridad del paciente sitúa en el 7,5 por ciento la prevalencia de eventos adversos en la comunidad autónoma, cifra inferior a la nacional calculada por el informe Eneas, que es del 9,3 por ciento. Empero, la Consejería de Sanidad que encabeza Llombart se ha fijado por objetivo reducir aún más las infecciones nosocomiales, en especial el porcentaje de enfermos con patógenos multirresistentes a terapia antimicrobiana a las 48 horas del ingreso, que se espera bajar el 20 por ciento.

Manuel Llombart, consejero de Sanidad.

El propio Llombart ha asistido este miércoles a la jornada de presentación del programa sobre seguridad en el paciente crítico denominado Resistencia Zero, que ha tenido lugar en el Hospital La Fe de Valencia. Se trata de una iniciativa de la Dirección General de Ordenación, Evaluación, Investigación, Calidad y Atención al Paciente, que se pondrá en marcha a partir de abril en los hospitales de la autonomía para disminuir la resistencia a los antibióticos en los pacientes ingresados en las unidades de críticos.

El proyecto se centra en la aplicación de una serie de recomendaciones para racionalizar la utilización de antimicrobianos y disminuir la incidencia de infecciones relacionadas con las bacterias multirresistentes.  La intervención se centra en las unidades de cuidados intensivos, con la colaboración del personal facultativo y de Enfermería de dichos servicios, que son expertos en el control y tratamiento de infecciones relacionadas con la actividad asistencial.

Según ha explicado el consejero, esta iniciativa “es un paso más dentro de la estrategia de la administración sanitaria por reducir, tanto como sea posible, cualquier posible adversidad que pudiera producirse en este entorno tan sensible”.

Y es que además del programa que se ha presentado, la Consejería de Sanidad ha puesto en marcha diferentes acciones para disminuir los posibles eventos adversos ligados a la asistencia sanitaria. Uno de los más prevalentes es la infección nosocomial, y en concreto la que se produce en pacientes ingresados en unidades de pacientes críticos (unidades de cuidados intensivos, críticos y coronarios). De ahí la importancia de estas actuaciones.

En este sentido, alineado con la Estrategia Nacional de Seguridad del Paciente y la Estrategia Europea para la Vigilancia de la Infección Nosocomial en Unidades de Críticos, se ha realizado el seguimiento de los programas Bacteriemia Zero y Neumonía Zero en las unidades de pacientes críticos.

Los resultados de estos proyectos demuestran que la implementación de buenas prácticas, junto con la adquisición de una cultura de seguridad, han permitido reducir las tasas de bacteriemia asociada a catéter venoso central y de neumonía asociada a ventilación mecánica, ha destacado el consejero del ramo autonómico.