21 nov 2018 | Actualizado: 13:15

Las residencias de Illescas y Mora serán pioneras en dependencia

Se prevé que ambas estén adjudicadas antes de final de año

Sábado, 23 de agosto de 2014, a las 17:54

Juan José García Ferrer.

Redacción. Toledo
El director general de Mayores, Personas con Discapacidad y Dependientes, Juan José García Ferrer, ha destacado que "las nuevas residencias de mayores públicas en la región van a tener una gestión integral, para garantizar la eficiencia y la calidad de los servicios que ofrecen".

Según ha avanzado García Ferrer, "las residencias de Illescas y Mora van a ser las dos primeras en la región que van a ofrecer servicios de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal también a dependientes moderados". Se atenderán las necesidades de los residentes en materia de terapia ocupacional, fisioterapia, rehabilitación o estimulación cognitiva, entre otros.

El nuevo concepto que promueve el Ejecutivo presidido por María Dolores de Cospedal contempla la residencia de mayores como un centro multifuncional de servicios sociales, flexible y abierto a la ciudadanía. Además de los servicios de estancias diurnas (SED) a jornada completa, está previsto que se ofrezca la posibilidad también de acudir solo en media jornada, con lo que el número de plazas SED podría ser superior a las 40 previstas.

El director general ha asegurado que "la Junta priorizará la entrada de personas dependientes en las residencias de mayores, y así lo ha previsto en los pliegos de las residencias de Mora e Illescas, recientemente aprobados en Consejo de Gobierno".

Inyección de 50 millones

En estos dos casos, García Ferrer ha recordado que el Gobierno de Cospedal prevé una inversión de 50 millones de euros para atender a los mayores de las dos localidades, 240 nuevas plazas, a las que habrá que sumar otras 80 para el servicio de estancias diurnas.

Una vez se lleven a cabo los trabajos de acondicionamiento de las instalaciones ya construidas, que se podrán extender durante un mes y medio, la previsión es que las residencias de Illescas y de Mora puedan estar adjudicadas antes del final de este año.

Por último, Juan José García Ferrer ha destacado que "cuando ambas residencias estén a pleno rendimiento podrán generar cerca de 150 puestos de trabajo entre personal sanitario, social, psicoterapéutico y de otros servicios auxiliares".