Las residencias asumirán el transporte de todos los dependientes

Hasta ahora lo prestaba la Fundación Cántabra para la Salud

mié 09 enero 2013. 17.21H

Redacción. Santander
Los centros concertados de atención a la dependencia de Cantabria asumirán de forma directa el transporte adaptado de todos los usuarios, no solo de los que tienen reconocidos el grado I y II de dependencia, sino también de los de grado III. El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy una resolución de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales por la que se materializa este cambio.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad y Servicios Sociales.

Hasta ahora, el servicio de transporte adaptado de los dependientes de grado III lo prestaba la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social, mientras que los centros se encargaban del traslado del resto de usuarios.

Pero en adelante, los propios centros extenderán a todos los dependientes ese servicio de transporte y dejará de ofrecerlo la Fundación. Con esa resolución, se revoca la encomienda que se había hecho a la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social para el traslado de esas personas con dependencia de grado III.

Y también se revoca el encargo que tenía la Fundación para el transporte de usuarios y para el servicio de comida del Centro de Día de Castro Urdiales, labores que debe asumir ahora la empresa que se ha adjudicado la gestión del centro.

Junto a esta resolución, el BOC publica también la orden que modifica la normativa que regula los requisitos que deben cumplir los centros de atención a la dependencia y la discapacidad y el sistema de acreditación. Según sostiene el Gobierno, el objetivo de esta reforma es hacer más flexible la normativa, reducir la burocracia y aumentar la seguridad jurídica.

Esta modificación tendrá carácter transitorio, ya que se pretende diseñar a medio plazo una nueva normativa de acreditación que no parta de la anterior.