Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Las residencias asumirán el transporte de todos los dependientes

Hasta ahora lo prestaba la Fundación Cántabra para la Salud

Miércoles, 09 de enero de 2013, a las 17:21

Redacción. Santander
Los centros concertados de atención a la dependencia de Cantabria asumirán de forma directa el transporte adaptado de todos los usuarios, no solo de los que tienen reconocidos el grado I y II de dependencia, sino también de los de grado III. El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy una resolución de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales por la que se materializa este cambio.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad y Servicios Sociales.

Hasta ahora, el servicio de transporte adaptado de los dependientes de grado III lo prestaba la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social, mientras que los centros se encargaban del traslado del resto de usuarios.

Pero en adelante, los propios centros extenderán a todos los dependientes ese servicio de transporte y dejará de ofrecerlo la Fundación. Con esa resolución, se revoca la encomienda que se había hecho a la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social para el traslado de esas personas con dependencia de grado III.

Y también se revoca el encargo que tenía la Fundación para el transporte de usuarios y para el servicio de comida del Centro de Día de Castro Urdiales, labores que debe asumir ahora la empresa que se ha adjudicado la gestión del centro.

Junto a esta resolución, el BOC publica también la orden que modifica la normativa que regula los requisitos que deben cumplir los centros de atención a la dependencia y la discapacidad y el sistema de acreditación. Según sostiene el Gobierno, el objetivo de esta reforma es hacer más flexible la normativa, reducir la burocracia y aumentar la seguridad jurídica.

Esta modificación tendrá carácter transitorio, ya que se pretende diseñar a medio plazo una nueva normativa de acreditación que no parta de la anterior.