16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Las redes sociales, una vía más para dar con efectos adversos de fármacos

El modelo creado por investigadores de la Universidad Carlos III traduce las descripciones coloquiales de los pacientes a datos

Lunes, 16 de marzo de 2015, a las 16:54
Redacción. Madrid
Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) han creado un sistema para detectar los efectos adversos de los medicamentos siguiendo en tiempo real la información sobre salud que generan los pacientes en redes sociales como Twitter o blogs especializados.

Isabel Segura.

Cada cinco segundos se realizan 170.000 búsquedas en Google sobre salud, lo que convierte a este campo en la tercera categoría más buscada. Por tanto, tal y como ha apuntado la investigadora del departamento de Informática de la UC3M Isabel Segura Bedmar, las redes sociales son una "valiosa fuente" para descubrir efectos adversos de los medicamentos una vez el fármaco ha finalizado la fase de ensayos clínicos y empieza a comercializarse.

En concreto, el prototipo que han creado estos científicos, en el marco del proyecto de investigación europeo TrendMiner, permite analizar los comentarios en redes sociales por medio de técnicas de procesamiento del lenguaje natural (PLN). Gracias a estas técnicas, las descripciones coloquiales de los pacientes se "traducen" a datos manejables en estudios comparativos que permitan la obtención de patrones o tendencias.

"Estos datos pueden también combinarse con los obtenidos de otras fuentes, como son las historias clínicas electrónicas de los pacientes. En ellas aparece información muy útil sobre diagnósticos o tratamientos, también descrita en gran parte en lenguaje natural, por lo que es necesario codificarla y convertirla en información estructurada con la que poder trabajar", ha explicado otra de las investigadoras y profesora del Laboratorio de Bases de Datos Avanzadas de la UC3M, Paloma Martínez.

Además, el prototipo que han creado para analizar comentarios en redes sociales incorpora un procesador lingüístico basado en MeaningCloud, una tecnología comercial para análisis de big data de la empresa Daedalus, que reconoce las menciones de fármacos, efectos adversos y enfermedades.

Análisis de las menciones

El sistema visualiza la evolución de estas menciones y sus "concurrencias", es decir, registra qué fármacos se mencionan y con qué efectos adversos. Por ejemplo, monitoriza fármacos pertenecientes a la familia de los ansiolíticos y, para ello, no sólo tiene en cuenta las menciones de los principios activos o medicamentos genéricos de este grupo sino también las marcas comerciales. Todas estas menciones se pueden analizar además en relación con sus efectos terapéuticos y sus efectos adversos.

Esta tecnología la podría emplear también una farmacéutica para saber qué se está diciendo de un fármaco, por ejemplo, o para recabar sospechas sobre efectos adversos y así complementar las notificaciones recibidas por los canales tradicionales. Hay partes de informes médicos, notas o historias clínicas que son difíciles de procesar, por lo que no se está trabajando en ello, y esta técnica podría ayudarnos a sacar el máximo rendimiento a ese contenido", ha analizado el docente del departamento de Informática de la UC3M con la dirección de consultoría de Daedalus, José Luis Martínez Fernández.

Finalmente, en el marco de este proyecto, se ha creado la primera base de datos en español que permite unificar información sobre fármacos y sus efectos adversos, destacan los investigadores, que adelantaron algunos de sus resultados el año pasado en un congreso científico celebrado en Gotemburgo (Suecia) y que van a publicar un trabajo más detallado al respecto en la revista BMC Medical Informatics and Decision Systems.