Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50

“Las políticas públicas de salud sexual no pueden estar dirigidas por prejuicios”

“Las administraciones deben promover el desarrollo de una sexualidad responsable entre los jóvenes”

Miércoles, 16 de febrero de 2011, a las 11:53

María Chivite, portavoz del PSN en la Comisión de Salud.

Redacción. Pamplona
El PSN ha recordado que las políticas públicas de salud sexual contribuyen decisivamente a reducir el número de embarazos no deseados. Coincidiendo con la celebración del Día Europeo de la Salud Sexual, la portavoz socialista en la Comisión de salud del Parlamento de Navarra, María Chivite, ha advertido que “las políticas públicas en materia de salud sexual no pueden estar dirigidas por prejuicios ni consideraciones morales personales, porque afectan directamente a la salud de los ciudadanos”.

“En 2009, por primera vez en 10 años, se consiguió reducir en toda España el número de embarazos no deseados, y por tanto el número de interrupciones voluntarias del embarazo en un 3,7 por ciento respecto al año anterior”, ha señalado. Navarra tiene una tasa de 5,54 interrupciones voluntarias del embarazo por cada 1.000 mujeres de edades comprendidas entre los 15 y 44 años.

María Chivite ha asegurado que “este descenso coincide con la puesta en marcha de la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, que entre otras medidas permite el acceso a la píldora del día después sin receta médica, y se va a consolidar gracias a la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, una ley que la derecha de UPN y PP tratan de boicotear en su aplicación respecto a la Comunidad Foral, a través de sendos recursos ante el Tribunal Constitucional”.

La portavoz socialista ha insistido en que “la mejor política de salud sexual que se debe fomentar desde las Administraciones Públicas es aquella que promueve el desarrollo de una sexualidad responsable entre los jóvenes, que ofrece a la juventud las herramientas para tomar decisiones libres, responsables e informadas”.

Así María Chivite ha recordado que “tanto UPN como el PP, en su diaria competición por ver quién es más de derechas en Navarra, hayan manipulado e intentado confundir a la opinión pública sobre el uso de la píldora poscoital, apoyando a aquellos que la califican como un método abortivo”.

“Esta actitud rancia y carca no es nueva, ya que el PP de Cervera y Rajoy ha anunciado que si llegan algún día al Gobierno derogarán la ley de salud sexual y reproductiva, que tan buenos resultados está dando”, ha concluido María Chivite.