14 nov 2018 | Actualizado: 14:30

Las oficinas de farmacia “regalan” 13 millones anuales al sistema sanitario regional

Martínez de Anca explica las más desfavorecidas son las que se ubican en núcleos rurales

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Ciudad Real
Un estudio elaborado por el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha ha concluido que la farmacia le “regala” casi 13 millones anuales al sistema sanitario público regional. Para llegar a esta conclusión, se han valorado “todas las horas en guardias nocturnas, considerando el reducido margen actual, diferenciando las horas trabajadas en días laborables y las trabajadas en días de fiesta”, explica el presidente del Consejo, Tomás Martínez de Anca.

Tomás Martínez de Anca, durante una reunión del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha.

Este informe, que ha sido elevado al consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, con la intención de que se elabore “una reordenación más racional de las guardias, en función de las necesidades reales”. Así, de los 12.895.958 euros, cantidad exacta que se desprende del informe, más de 3,6 millones corresponden a la aportación económica total de las oficinas de Farmacia de la provincia de Albacete, mientras que la de Ciudad Real aporta 3 millones; 1,1 las de Cuenca; 865.904 euros corresponden a las de Guadalajara y más de 4 millones a las de Toledo.

Si se pagaran todas las horas de guardia de Farmacia como se retribuyen las de los facultativos, “los farmacéuticos estaríamos regalando 13 millones de euros”, puesto que se debe tener en cuenta que la farmacia “cobra por ventas realizadas”, y esos 13 millones no se cubren “ni por asomo” con lo que se obtiene, explica Martínez de Anca.

Además, y según se desprende del estudio, esta situación afecta de manera fundamental a las oficinas ubicadas en municipios rurales de menos de 5.000 habitantes, estimándose que pierden una media de 54.022 euros por guardia diurna, empeorando la situación en las guardias nocturnas, donde pierden cerca de 60.000, casi diez veces más que las farmacias en municipios mayores o de zonas urbanas.

Por provincias, Albacete y Cuenca son las más perjudicadas, ya que la pérdida por guardia es superior a los 13.000 euros, mientras que cada oficina de Ciudad Real pierde 3.114 euros por guardia.

Ante esta situación, Martínez de Anca aseguró que “es preciso racionalizar el sistema de guardias y que el gobierno regional valore estos datos y ayude a las farmacias rurales que están en riesgo de cierre en la región, ofreciendo acordes con sus necesidades, mediante programas de atención farmacéutica”.