15 dic 2018 | Actualizado: 12:05
jue 29 agosto 2013. 14.18H

Redacción. Santiago
El comité de empresa del hospital vigués Povisa, cuyos trabajadores están en huelga desde el pasado 19 de agosto, ha confirmado que la aplicación del convenio provincial se está reflejando ya en recortes salariales de entre 150 y 180 euros semanales.

Según ha explicado la secretaria de la sección sindical de la CIG, María Jesús Neira, algunos empleados han recibido ya sus nóminas de julio (enfermeras, auxiliares, o técnicos) y, en ellas, se han operado recortes de entre 150 y 180 euros.

“Esto es sólo con una semana de aplicación del convenio provincial (la última de julio), así que el mes siguiente ese recorte tiene que multiplicarse por cuatro”, ha precisado Neira.
Así  las cosas, los trabajadores mantienen la huelga indefinida y este jueves han trasladado sus protestas a la sede del PP en la ciudad olívica.  

El comité de empresa tiene previsto reunirse esta tarde con la dirección del hospital y con la Inspección de Trabajo, previsiblemente para abordar alguna modificación en los servicios mínimos pactados.

En cualquier caso, los representantes de los trabajadores han querido precisar que, desde el inicio de la huelga, se acordó que se llevarían a cabo las operaciones urgentes y las intervenciones de prioridad 1. Según han denunciado, si algún paciente en estado grave queda sin operar es por decisión de la empresa, que se había comprometido a remitir al comité un listado de intervenciones y no lo ha hecho.