Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50

Las infecciones en UCI se han reducido un 18% en dos años

Gracias al programa Bacteremia Zero, que extrema las precauciones ante los enfermos con menos defensas

Miércoles, 23 de marzo de 2011, a las 22:50

Leire Sopuerta Biota. Madrid
La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) ha presentado el informe Envin-Helics que determina que las infecciones en las unidades de cuidados intensivos han disminuido un 18 por ciento en dos años. Se ha pasado de 13,5 a 11,1 infecciones por cada 100 pacientes, ha explicado a Redacción Médica Mercedes Palomar, una de las coordinadoras del estudio.

Los casos de infecciones por 1000 días de estancia también han descendido, en este caso un 15,35 por ciento (de 17,66 en 2008 a 14,95 en 2010). Estos datos hacen que los responsables del estudio estén “muy contentos”, ha afirmado Palomar, quien ha asegurado que estas cifras se deben a la implantación del programa Bacteriemia Zero, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad.

Esta iniciativa, que lleva dos años en funcionamiento, permite que se extreme la higiene y las medidas de precaución en estas zonas donde los enfermos presentan menos defensas, reciben punciones, catéteres y drenajes, y donde existe una flora de virus y bacterias que favorecen estas infecciones. Además, este programa engloba un plan de seguridad integral cuyo objetivo es mejorar la práctica clínica, mejorar la seguridad del paciente, aprender de los errores y evitar que se repitan y favorecer la comunicación entre los profesionales sanitarios.

El informe, que ha recopilado datos de 16.950 pacientes de 151 unidades de cuidados paliativos, también refleja que la mayoría de infecciones en las UCI -el 41,78 por ciento- corresponden a neumonías asociadas a ventilación mecánica, que a su vez provocan un 30 por ciento de mortalidad a los pacientes. Y la introducción de sondas y catéteres propician en un 24,92 por ciento de los casos infecciones urinarias. Palomar ha declarado que el reto de futuro es reducir las infecciones “tanto como se pueda y lo ideal es llegar a cero infecciones”. Algo que reconoce complicado, si bien ha destacado la “mejora significativa” de estos dos años debido “al esfuerzo enorme de los profesionales sanitarios”, por lo que ha apostado por “seguir mejorando”.