Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

Las farmacias, abiertas a solucionar el retraso en el pago del mes de junio

Exigen el cobro a 30 días que marca la Ley contra la morosidad 15/2010, de 5 de julio

Martes, 16 de septiembre de 2014, a las 14:17
Gema Martínez. 
Jaime Giner, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Valencia, ha asegurado en declaraciones a este periódico que las farmacias de la comunidad se encuentran “en una situación similar a Cataluña”, preguntado por la exigencia de cobrar a 30 días que su colectivo ha impuesto al Consell en el nuevo Acuerdo Marco de Farmacia, amparándose en la Ley contra la morosidad 15/2010, de 5 de julio, que la Administración “tiene que cumplir”.

Jaime Giner, presidente de los farmacéuticos de Valencia.

A pesar de esto, Giner ha expuesto que desde el Colegio están abiertos a buscar una solución para el retraso en el pago de las facturas del mes que les adeuda Sanidad, ya que el objetivo final que tienen es el bienestar del ciudadano y prestar un servicio de calidad a la población.

Actualmente se les debe el mes de junio, que deberían haber cobrado a final de agosto o principios de septiembre, pero, según Giner, “llevan ya 15 días deudores de ese mes”. “La consejería se ha comprometido a realizar el pago a finales de septiembre”, asegura Giner, “un retraso que se ha debido, según la consejería, a que no tienen capacidad para hacerlo”.

Jaime Giner agradece de antemano los esfuerzos que, tanto el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, como el consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, están haciendo, desde que están en su cargo, para hacer los pagos. No obstante advierte de la “descapitalización total” que sufren actualmente las boticas. Con “los intereses que han tenido que soportar, es imposible echar adelante y se encuentran en una situación más deteriorada, crítica, hasta carecen ya de medios para financiar la compra de medicamentos”, ha afirmado Giner.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Valencia ha asegurado que saben que la Administración tiene predisposición a pactar, que hay colaboración. Entienden su falta de liquidez pero advierten que ellos también la tienen.