Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Las enfermedades por inflamación intestinal tienen más presencia en el norte

El perfil del paciente que sufre esta patología se desarrolla en torno a los 30 años de edad media, según Ildefonso Pérez

Lunes, 19 de mayo de 2014, a las 12:49
Redacción. Madrid
La incidencia de la enfermedad inflamatoria intestinal no ha dejado de crecer en los últimos años, sobre todo en los países más desarrollados. La incidencia, según ha informado a Redacción Médica Ildefonso Pérez, presidente de la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU), es mayor en las ciudades españolas del norte respecto a las del sur, siendo Cataluña la que posee la tasa más alta (15 casos por cada 100.000 habitantes).

Ildefonso Pérez, presidente de la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU).

Lugares como “Galicia, Asturias, Cataluña, País Vasco o Navarra padecen más esta patología que Andalucía, Murcia o Castilla-La Mancha”. Aunque esta diferencia “es un fenómeno común en este tipo de enfermedades, que se asocia al estilo de vida de las grandes ciudades de los países más desarrollados”, ha continuado Pérez.

Mientras que el perfil del enfermo es, a día de hoy, un “adulto joven o adolescente”, en una edad media de “30 años”, según ha informado ACCU. Pero existe un dato que el presidente de la confederación ha tachado de “alarmante”: El 25 por ciento de los afectados son diagnosticados en edades pediátricas.

Una enfermedad crónica sin tratamiento de cura

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son las principales manifestaciones de una enfermedad de origen inmunológico y que, como ha apuntado Pérez, no tiene “ningún tratamiento de cura o paliativo”. Por ello, desde la confederación intentan “evitar los brotes que se producen”, que son “uno de los grandes problemas” que se encuentran los profesionales, como ha afirmado el presidente de ACCU. “Los síntomas son muy similares a una diarrea convencional, pero cada vez los médicos de primaria lo diferencian mejor”. Los indicios van desde “problemas y dolores abdominales a vómitos, fiebre o las propias diarreas”, ha reconocido.

Pese a todo, Pérez ha asegurado la existencia de lo que desde ACCU consideran como “tratamiento ideal”: “Las unidades de enfermedad inflamatoria intestinal”. Este procedimiento se basa en que “haya una comunicación fluida entre el profesional y el paciente, para que tome las decisiones que mejor le convengan”. Esto se desarrolla porque, como el presidente de la confederación ha aseverado, “es una carrera de largo recorrido en una enfermedad de origen desconocido que le acompañará toda la vida. Por eso, es necesario que como mínimo esté involucrado en la toma de decisiones”.

En referencia a la importancia de los pacientes a la hora de decidir, Ildefonso ha sostenido que desde Sanidad “se puede hacer más”: “Hay decisiones que se toman políticamente que no se hacen pensando en el paciente. Con lo cual, como asociación, tenemos que reivindicar que, ante decisiones en una época de recortes o cambios de tratamientos, se tenga en cuenta la voz de los afectados”.