17 nov 2018 | Actualizado: 13:45

Las directivas sanitarias cobran casi 1.500 euros menos al año que los hombres

El sector de sanidad y farmacia está entre los que ‘menos’ diferencia reflejan en los mandos intermedios y directivos

Lunes, 09 de diciembre de 2013, a las 11:25
Redacción. Madrid
El salario promedio de las mujeres en mandos intermedios y directivos en el sector de la sanidad y la farmacia es, de media, 1.437 euros más bajo que el de sus homólogos masculinos, según los resultados de un análisis realizado por la consultora Randstad en base a los contratos realizados en este año 2013. De acuerdo con este informe, las directivas sanitarias perciben un salario anual promedio de 35.043 frente a los 36.480 euros de los hombres.


Un 4 por ciento de diferencia que, no obstante, está por debajo de la media del resto de sectores, situada en el 10 por ciento. Igual sucede con los promedios salariales anuales de mujeres directivas en España (33.851 euros; en sanidad perciben 1.192 euros más que la media) y hombres directivos (37.793 euros; en sanidad cobran 2.750 menos que la media).

Por sectores y atendiendo a los nueve en los que se produce un mayor número de contrataciones, donde se registra una diferencia salarial más pronunciada es en Transporte y Logística (-28%, con 40.837 euros en los contratos firmados por hombres y 29.425 euros en los de mujeres), Banca (-26%, 46.857 euros frente a 34.889), Finanzas (-22%, 44.557 ante 34.774), e Ingeniería (-14%, 37.130 frente a 32.024). En el otro extremo, se encuentran los sectores en los que las diferencias salariales entre hombres y mujeres son más reducidas, como es el caso de la Informática (-1%, con 34.626 euros en hombres y 34.303 euros en mujeres), Retail (-3%, 33.327 euros frente a 32.406) y Ventas y Marketing (-5%, 38.605 frente 36.499 euros).

Del total de la muestra utilizada para elaborar el estudio, el 68 por ciento de las contrataciones para cargos de responsabilidad correspondieron a hombres y el 32 por ciento a mujeres. A nivel general en el sector sanitario, las mujeres representaron el 58 por ciento de las contrataciones frente al 42 por ciento de los hombres.

En opinión de María Ángeles Tejada Barrio, directora general de Randstad Public Affairs y presidenta de la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora (Fidem), “si bien es cierto que el salario en el momento de acceder al mercado laboral no presenta diferencias entre hombres y mujeres, observamos que en casi todos los sectores a medida que las féminas avanzan en su carrera profesional su retribución disminuye con respecto a la de los hombres”.

Esto se debe “en gran parte a su periodo maternal o reducción de horario, un tiempo que la mujer dedica a la familia y no le permite acceder a puestos de promoción, pudiendo perder competitividad en su profesión. A esto se suma el hecho de que la mujer espera a ser reconocida en su trabajo y valorada económicamente por sus logros, pero no siempre se anticipa o defiende los mismos”, explica. En este sentido, Tejada insiste en que “las mujeres debemos ser más comerciales y convencer de nuestra valía para que se nos recompense justamente, en función de la aportación de valor añadido que demos”.