Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La ONT no entiende de crisis

Los resultados de los últimos ejercicios demuestran que la organización cuenta con un modelo de gestión solvente y adaptado a las restricciones en los presupuestos

Lunes, 16 de septiembre de 2013, a las 11:16

Redacción. Madrid
El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este lunes el balance económico anual de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) correspondiente al ejercicio 2012. Las cuentas que ofrece el organismo dirigido durante 22 años (no consecutivos) por Rafael Matesanz reflejan como, a pesar de la pequeña pero lineal reducción de sus presupuestos durante los últimos años, la ONT mantiene un modelo de gestión sólido que no entiende de crisis ni gasta lo que no tiene.

Rafael Matesanz, director de la ONT.

El año pasado, con algo menos de cuatro millones de euros de presupuesto (un 0,8% menos que en 2011), la ONT cerró sus cuentas con superávit y gastando cerca de medio millón de euros menos que el total de su asignación. Cabe recordar que la ONT, además de seguir trabajando en el terreno de los trasplantes, se ha encontrado como tarea adicional en este ejercicio la aplicación y puesta en marcha de la directiva comunitaria de calidad y seguridad en órganos humanos, destinada a consolidar el modelo español de trasplantes en la Unión Europea.

Respecto a ejercicios anteriores, las cuentas que publica la ONT son prácticamente calcadas a las de 2011, con variaciones milimétricas en sus balances de ingresos y gastos. Igual sucede al analizar los números de la organización durante la última legislatura del PSOE. Presupuestos ligeramente superiores acompañados de gastos muy similares a los actuales que dejan ver que la gestión de los trasplantes en España, hasta el momento, no entiende de colores políticos.

En varias de sus apariciones públicas en los últimos meses, el propio Matesanz ha definido a la organización como a una “franquicia de éxito” que funciona con un “presupuesto de risa”. El resultado: España líder mundial en trasplantes desde hace 21 años; una tasa de 34,8 donantes por millón de población, con 1.643 donantes de órganos y un total de 4.221 trasplantes en 2012.