Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15
Jueves, 01 de diciembre de 2011, a las 22:49

Redacción. Toledo
El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado, con los votos de la mayoría del PP y la abstención del Grupo Socialista, la Ley que permitirá conceder suplementos de crédito a los Presupuestos Generales de la Junta de este año por un importe superior a 1.500 millones de euros -que se financiarán con deuda pública- para atender obligaciones de diversas consejerías de la Junta de Comunidades pendientes de la anterior gestión del Gobierno de José María Barreda.

El consejero Echániz.

En concreto, la Ley concederá suplementos de crédito de 1.345.458.021 euros para la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales -de los cuales 1.320 millones irán al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam)-, de 83.957.457 euros para la de Educación, Cultura y Deportes, de 52.539.970 euros para la Consejería de Fomento; de 48.354.992 euros para la Consejería de Economía y Hacienda y de 3.649.049 euros para el departamento de Agricultura.

Desde la tribuna, el consejero de Economía y Hacienda, Diego Valle, ha defendido el uso de la "alternativa" del crédito ampliable -prevista en la Ley de Hacienda regional, ha manifestado- para "corregir desequilibrios presupuestarios y terminar con la práctica de trasladar obligaciones pendientes de un año para otro y que ese embolsamiento continúe creciendo sin parar".

A su juicio, no es más que el "rigor y la transparencia" lo que busca esta ampliación presupuestaria, que dejará el déficit de la Comunidad Autónoma en el 9,7 por ciento a final de año en términos presupuestarios, una cifra -ha detallado el titular de Economía- que se ha alcanzado de forma "compartida" con el Ministerio y que es inferior al déficit que se había previsto inicialmente al término del ejercicio 2011, que era del 12 por ciento. Con el crédito se hará frente a la "sobredotación" de ingresos y la "infraponderación" de gastos del Presupuesto de 2011 --alguna partida como la de Dependencia presentaba una "desviación" presupuestaria del 508 por ciento, con un crédito inicial de 26 millones y un gasto total de 161 -y se sanearán las cuentas "aunque eso suponga cerrar el año aumentando el déficit". "Lo asumimos» ha precisado Valle, que ha añadido que en cualquier caso esto «es lo correcto, lo que hay que hacer".

Desde el PSOE, la parlamentaria Delfina Carrasco, que ha criticado que la ley se haya tramitado por el procedimiento de lectura única cuando fue precisamente el PP el que criticó el uso de esta práctica en la anterior legislatura, ha avanzado la intención de su grupo de no votar a favor este suplemento de crédito hasta que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, no explicase la segunda parte del Plan de Garantías de los Servicios Sociales Básicos que tiene previsto avanzar este viernes, explicaciones que les ha ofrecido Valle.

En opinión de los socialistas -que han advertido de que la región no podrá endeudarse más hasta que no se apruebe su Plan Económico y Financiero- la "política de recortes" de Cospedal «sólo está trayendo consigo el empeoramiento» de la Comunidad Autónoma, como ha explicitado Carrasco, que ha incidido en que el actual plan de recortes del Ejecutivo castellano-manchego "no solo no ha mejorado la situación de la región sino que la ha empeorado considerablemente". "Han recortado y paralizado todo menos el déficit", ha indicado.

Palabras con las que no ha estado de acuerdo el portavoz del PP, Francisco Cañizares, que ha acusado a los socialistas de "despilfarrar sin sentido en una época en la que sabían que la crisis iba a provocar una disminución de ingresos galopante". A su juicio, la "única manera de sacar las cuentas adelante es hablando claro" y la ley aprobada responde a criterios de rigor pues los 1.500 millones son "los 1.500 millones que ustedes dejaron de presupuestar". "¿Tiene agallas de decirle a la gente que está esperando a cobrar que va a retrasar más aún que cobren?", ha preguntado Cañizares a la diputada socialista, a la que ha explicado que lo que el Gobierno debe hacer ahora es ser "serio y responsable" y "empezar a pagar lo que debemos". El objetivo, ha reiterado el diputado 'popular' es "aclarar las cuentas de una vez y por todas" y no "hacer escarnio público" de los socialistas, algo que ya hicieron las urnas recientemente, ha matizado.