12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Las consejerías de Sanidad deben integrar los Servicios Sociales por el paciente

Separar estos ámbitos perjudica al paciente y a la sostenibilidad del sistema

Sábado, 11 de mayo de 2013, a las 20:28

Redacción. Madrid
Las consejerías de Sanidad deben integrar los Servicios Sociales, según el resultado de la encuesta realizada por Redacción Médica a sus lectores. Así, el 75 por ciento de los votos se han inclinado a favor de que los dos ámbitos formen parte del mismo sistema. La separación de ambos departamentos, en opinión de los lectores, perjudica principalmente al paciente y a la sostenibilidad del sistema. Esta opción ha sido elegida por el 52 por ciento de los votantes. Todo lo contrario opina el 25 por ciento de los lectores, que han votado que dicha separación favorece tanto al paciente como al sistema.

La valoración de las consejerías que ya han unido los dos sistemas es muy favorable. Un 70 por ciento de los votantes han defendido que su experiencia se ha demostrado efectiva. El resto de votos se han declinado hacia el fracaso de esa forma integrada de gestión sociosanitaria.

Finalmente, la encuesta de Redacción Médica ha preguntado a sus lectores a qué paciente puede favorecer más un espacio sociosanitario único. Según el 55 por ciento de los votos, el paciente crónico es el más beneficiado. Un 32 por ciento ha elegido la opción del paciente crónico y también el agudo, mientras que el 13 por ciento restante ha opinado que no favorece a ninguno.

Hay que recordar que gobiernos como el de Castilla-La Mancha, con José María Barreda al frente, fue de los pioneros en agrupar ambos departamentos, algo que ha respetado su sucesora, María Dolores de Cospedal, que ha confiado ambos ámbitos a José Ignacio Echániz. Tambien han ido integrando Sanidad y Servicios Sociales (o Política Sociales) Extremadura, Cantabria, Aragón y Andalucía han segudo este ejemplo. Sin embargo, Baleares, que los tenía integrados a comienzo del mandato de José Ramón Bauzá en 2011 (siguiendo la 'herencia' del Govern del socialista Antich), ha decidido separarlos a mitad de la legislatura.