Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Miércoles, 25 de septiembre de 2013, a las 17:08

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
Los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno de Canarias (CC y PSOE) han sacado adelante este miércoles de manera definitiva el proyecto de ley de crédito extraordinario que permitirá al Ejecutivo destinar 206 millones de euros a políticas sociales y crecimiento económico, principalmente.

El texto, modificado principalmente en algo más de 3,5 millones en partidas para Lanzarote y La Gomera, prevé que unos 110 millones se dediquen a sanidad, educación y políticas sociales, y casi 50 a políticas de empleo e inversión pública. El resto se desviará a pagos pendientes, sobre todo con los cabildos.

Los dos grupos de la oposición no han logrado colocar ninguna enmienda parcial en la ley. El PP presentó una treintena por importe de 35,5 millones, y el diputado Jorge Rodríguez ha dicho que los 206 millones de endeudamiento están “mal repartidos” y basados en pagar “favores políticos”. En su opinión, esta ley demuestra el “fracaso” del presidente, Paulino Rivero, porque el reparto no es “beligerante” con las necesidades de los canarios, frente a las enmiendas de su grupo que pretenden atender las “necesidades reales” de los ciudadanos.

Además, ha apuntado que las listas de espera “siguen creciendo” pese al “maquillaje” de la Consejería, y corren riesgo de convertirse en “epidemia” y “emergencia sanitaria”. Así, ha propuesto, sin éxito, que 12,7 millones, que el Gobierno ha reservado para Gesplan, el cambio climático y el pago de sentencia de Transmediterránea, se inviertan en un fondo contra la pobreza, el abandono escolar, la emprendeduría, un plan urgente de lucha contra el paro de larga duración o la adquisición de aceleradores para hospitales. Además, han planteado que otros 23,7 millones se destinen a la Ley Canaria de Inserción, la integración social, creación de empresas, un plan de pymes y otro “verdadero plan de choque” contra las listas de espera.

Por el Grupo Socialista, Emilio Mayoral, ha destacado que la ley trata de atender las necesidades más “perentorias”, cubrir deudas e implementar partidas presupuestarias poco dotadas. Ha dicho que no se puede sacar dinero “de donde no hay”, y ha valorado que el proyecto de ley garantice, por ejemplo, el pago a las farmacias o la apuesta por las listas de espera, que en todo caso, tienen “difícil” solución. “No es solo cuestión de números”, ha indicado. Asimismo, ha criticado que el Grupo Mixto quiera detraer partidas de los compromisos adquiridos con los cabildos.

Por su parte, Román Rodríguez (NC), del Grupo Mixto, ha defendido sin éxito 14 enmiendas parciales por valor de unos 35 millones de euros, de los que 16 se destinarían a la lucha contra la pobreza, 8 al sector primario y 7,2 a las listas de espera, entre otros. “Este proyecto no responde a las necesidades de Canarias”, ha apuntado.

Críticas al Estado

José Miguel Barragán, del Grupo Nacionalista, ha criticado que el Estado se haya quedado la mayor parte de ampliación del déficit y haya retrasado los criterios de reparto hasta el 31 de julio, y ha lamentado que los grupos de la oposición hayan presentado enmiendas a la totalidad para retrasar la puesta en marcha del crédito extraordinario. Sobre las listas de espera, ha reconocido que se necesitan más fondos pese a la “contención” de su crecimiento, y espera que la partida de 17 millones y la contratación de personal en horario de tarde den resultados. “Y no vamos a permitir que el PP, en sus enmiendas, saque dinero de los hospitales públicos para los privados”, ha indicado.

En su segundo turno, Román Rodríguez ha reivindicado la política para “decidir”, y ha acusado al Ejecutivo de “dejar en la estacada” a la gente que sufre frente a un “crédito preventivo” para las farmacias. “Prioricen y no tapen agujeros con esta ley”, ha comentado. Han decidido que cubrir deudas es “más importante” que atender a la pobreza, y se ha ofrecido a colaborar “gratis” con la Consejería de Sanidad para elaborar un plan de listas de espera. “Ahora solo hay un rollo y palabrería, traigan uno y lo discutimos”, ha indicado. Ha reconocido que los recursos económicos son “limitados”, pero ha pedido que de los 40 millones previstos para las farmacias, se dedique “al menos” la mitad a la pobreza y las listas de espera. “Hay que gobernar para la mayoría”, ha dicho.

Por su parte, Jorge Rodríguez ha insistido, en su segundo turno, en que el Ejecutivo quiere combatir las listas de espera “con aspirinas” y no con un “verdadero” plan, y ha criticado la “demagogia” de CC de la privatización de la sanidad. Con este proyecto, ha dicho que Canarias “no va a ninguna parte” porque no “planta cara” al paro, las listas de espera y el abandono escolar. “Tienen una herramienta poderosa y están dejando escapar una gran oportunidad”, ha apuntado.

Mayoral, en cambio, ha criticado la “sobreactuación” del portavoz del Grupo Mixto, y ha dicho que está “demostrado” que va a hacer falta más dinero para las farmacias antes de final de año. “¿La alternativa es dejar de pagar los medicamentos? Tenga rigor y deje los discursos para los de arriba [en alusión a los periodistas]”, ha comentado.

El consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, que ha cerrado de manera breve la sesión, ha valorado que esta ley ha sido posible gracias al “rigor” de las cuentas públicas de la Comunidad Autónoma, y ha destacado la “agilidad” de la Cámara para aprobar una ley en menos de un mes.