16 dic 2018 | Actualizado: 11:00

Las cifras de la Seguridad Social echan por tierra el principal argumento de los hosteleros pro tabaco

Sólo cuatro comunidades han registrado descensos en hostelería: Castilla y León (231 afiliados menos); Extremadura (126); Aragón (58) y Castilla-La Mancha (21)

lun 21 marzo 2011. 18.41H
Javier Leo / Redacción. Madrid
Las cifras de afiliaciones a la seguridad social en el mes de febrero son claras: la hostelería remonta el vuelo junto al resto de sectores de la economía española; de forma tímida pero clara, con 21.022 nuevas afiliaciones en el régimen general y 421 en el de autónomos en el mes de febrero.

María Ángeles Planchuelo, presidenta del CNPT.


Estas cifras invalidan el principal argumento de los hosteleros contra la actual Ley Antitabaco, la destrucción de empleo. Dos meses después de su entrada en vigor, solo cuatro comunidades registran descensos, muy moderados, en sus afiliaciones: Castilla y León (231 afiliados menos entre el régimen general y el de autónomos); Extremadura (126); Aragón (58) y Castilla-La Mancha (21).

El resto de las autonomías suben su cuota de afiliados, encabezadas por Andalucía, con 6.682 afiliados más; Islas Baleares, con 5.872, y la Comunidad Valenciana, con 2.188. Como contrapunto, los hosteleros vienen anunciando pérdidas del 20 por ciento en los beneficios, basándose en encuestas telefónicas a 1200 establecimientos de toda España, realizadas todas ellas desde la fecha en la que la ley entró en vigor (2 de enero), hasta el día de hoy.

Según afirma el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), “no tenemos que olvidar que estamos hablando de una industria que solo en España ingresa 2.700 millones de euros al año, y que está acostumbrada a manejar ‘los hilos’, no mostrando a las empresas, trabajadores y clientes los datos reales obtenidos en el sector, o simplemente extendiendo una ‘nube de confusión’ entre todos”. “La nube real –subrayan- es la del humo de tabaco que existía en cada local de restauración”.