Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:40

“Las autonomías tendremos que seguir cuadrando el círculo para garantizar la sanidad pública”

Su Gobierno dispondrá de 200 millones más que dedicará a mejorar la cohesión social

Domingo, 11 de agosto de 2013, a las 15:50

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado que el resultado del último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para determinar los nuevos techos de gasto de las comunidades autónomas ha sido "decepcionante", pues el 1,2 por ciento de déficit asignado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para 2013 es "injusto e insuficiente".

Paulino Rivero.

Paulino Rivero ha reconocido en su blog personal que no esperaba un "volantazo" en la política del Ministerio, pero entiende que no hay razones objetivas que puedan explicar esta decisión, sobre todo cuando Canarias está perdiendo 800 millones al año por efecto de un sistema de financiación autonómica que considera "realmente perjudicial".

El nuevo techo establecido en el CPFF supone 480 millones para este año a diferencia de los 800 millones que Canarias había solicitado. En este sentido, Rivero ha admitido que aspiraba a un "mejor trato" por parte del Ministerio, máxime cuando el archipiélago "ha venido haciendo sus deberes en los últimos años de manera ejemplar".

El presidente canario también ha mostrado su desacuerdo con el reparto entre el Estado y las autonomías, ya que del 6,5% autorizado por Bruselas, la Administración central se reserva el 5,2% y cede el 1,3% a las comunidades autónomas cuando son éstas las que, recordó, "soportan el gasto social".

"La sanidad, la educación o las políticas sociales corren a cuenta de las autonomías, con lo que habremos de seguir cuadrando el círculo para garantizar el carácter público de estos servicios esenciales", advirtió.

Con el nuevo déficit, Canarias dispondrá de 200 millones más que, según Rivero, irán destinados a políticas que contribuyan a mejorar la cohesión social de las islas a través del crecimiento económico y la creación de empleo, unos objetivos que "constituyen la razón de ser del Gobierno de Canarias y de los que nadie nos va a alejar", recalcó.

No obstante, aún manteniendo "a salvo" los servicios públicos esenciales, Paulino Rivero ha advertido de que una merma en las cuentas públicas repercutirá en la capacidad inversora de la Administración autonómica. "Confiábamos, pues, en una decisión más favorable a nuestros intereses que finalmente no ha llegado", apostilló.