Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:10
Sábado, 26 de febrero de 2011, a las 14:01

Redacción. Toledo
Desde Castilla-La Mancha se potenciarán las políticas orientadas a proteger, promover y mantener la salud y el bienestar de los ciudadanos, siendo uno de los ejes de la estrategia que está ultimando el Gobierno de Castilla-La Mancha para planificar las actuaciones que llevará a cabo en el campo social y sanitario durante la próxima década.

Lamata, durante la inauguración.

Así lo destacó la pasada semana el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, durante la inauguración del III Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Patología Respiratoria (Socampar), que ha contado con la participación de cerca de un centenar de profesionales de esta especialidad tanto de la región como del resto de España, especialmente de Madrid.

En su intervención, el consejero recordó que Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma con la tasa más baja de mortalidad evitable por enfermedades sensibles a prevención primaria, situándose en 338,81 defunciones por 10.000 fallecidos, mientras que la media nacional se sitúa en 403,92.

Según el consejero, la tasa de mortalidad prevenible y evitable es un indicador fundamental para valorar el buen funcionamiento del sistema sanitario de la región, además de añadir calidad de vida a los años, y por ello, en la planificación sanitaria y social de la próxima década tiene un capítulo muy importante reforzar las políticas de promoción y protección de la salud y de prevención de la enfermedad, la incapacidad y la muerte prematura.

Lamata destacó la importante labor que desarrollan los especialistas en patología respiratoria para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen este tipo de enfermedades, entre otras, las relacionadas con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los trastornos respiratorios del sueño o el asma.

Por último, el consejero señaló que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha hecho un importante esfuerzo para reforzar la plantilla de neumólogos en los hospitales de la región, que ha crecido un 70 por ciento desde las transferencias, pasando de 40 especialistas en 2002 a 68 en la actualidad.

Según añadió, en estos momentos Castilla-La Mancha cuenta con un sistema sanitario público de calidad, reconocido como uno de los mejores de España, que ha sido posible gracias al compromiso del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, de avanzar de manera decidida en las políticas sociales, en especial, en educación, sanidad y dependencia.

Lamata estuvo acompañado en el acto inaugural por el presidente de Socampar, José Celdrán; el director general de Atención Sanitaria y Calidad, Jesús Hernández, el gerente del Complejo Hospitalario de Toledo, Eugenio García; el delegado provincial de Salud y Bienestar Social, Víctor Gómez; y el jefe de servicio de Neumología del Hospital Virgen de la Salud y coordinador de las jornadas, José Ignacio García.