Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 21:10

La Universidad de Oviedo promueve una técnica para sustituir los tratamientos tradicionales del autismo

Se trata de una metodología individualizada que implica a padres y profesores

Miércoles, 09 de marzo de 2011, a las 16:54

Santiago García, vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo.

Redacción. Oviedo
La Universidad de Oviedo quiere impulsar un nuevo método para el tratamiento del autismo, que vaya sustituyendo a las técnicas profesionales empleadas hasta ahora en las administraciones públicas, especialmente en el sistema educativo. Se trata del método ABA (siglas en inglés Análisis Aplicado a la Conducta), un instrumento creada por el proyecto Stampp, en el que participó la institución académica asturiana, además de investigadores de Reino Unido, Alemania y Noruega.

Luis Antonio Pérez González, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo, ha presentado en rueda de prensa este método. Lo han acompañado por los vicerrectores de Investigación, Santiago García Granda, e Internacionalización y Cooperación al Desarrollo, Ana María Fernández, además del director General de Mayores y Discapacidad de la Consejería de Bienestar, Alejandro Suárez.

La técnica ABA, según ha explicado Pérez, “se hace por medio de un tratamiento individualizado, comenzado lo antes posible, en el que participan padres, maestros muy bien formados y supervisores con un alto grado de cualificación de la conducta”.

Dentro del mismo, se ha creado como “instrumento” la Caja ABA, que “pretende dar a conocer los principios más sencillos de la metodología ABA, y está destinada a padres y maestros de niños con autismo”. Según Pérez, a través de la caja, se puede adquirir una idea “significativa sobre cómo afrontar el autismo, recopilar datos y elegir la metodología”.

Así, la Universidad comenzará a organizar seminarios para 50 personas como máximo, en los que se repartirá dicha caja. Pérez ha explicado que serán destinado a maestros, padres y personas interesadas en este tema, y que se podrán poner en marcha a petición de cualquier organización o asociación que lo solicite.

En este sentido, Pérez ha alertado sobre las técnicas tradicionales empleadas en Asturias, y en toda España, desarrolladas por “maestros con un nivel de preparación muy básico”. “No hay una intervención adecuada para el autismo”, ha señalado. Pérez ha destacado que con el nuevo método “el niño en pocos meses consigue autonomía, aprende a hablar a controlar el esfínter o a comer solo”.