Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Universidad de Cádiz remodelará su facultad de Medicina

Las obras tendrán una duración aproximada de cinco meses y un coste superior al millón y medio de euros

Martes, 21 de julio de 2015, a las 15:20
José A. Puglisi. Madrid
La facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz renovará su edificio más antiguo, según ha indicado a Redacción Médica. Las obras que, actualmente están en proceso de contrataciones para convocatoria inminente, tendrán una duración aproximada de cinco meses y un coste que superará el millón y medio de euros. Una inversión que se suma a la realizada en 2010, cuando se destinaron 800.000 euros en la edificación de dos nuevas plantas y separación de aulas en el mismo edificio.

Antonio Lorenzo Peñuelas, decano de Medicina de la Universidad de Cádiz.

A través de esta remodelación, el edificio antiguo de la facultad de Medicina contará con una mejor climatización. Además, se buscará reorganizar los espacios para que sean útiles para la celebración de ponencias o seminarios. Unos cambios que incluirán bajar la sala de disección de la primera planta a la planta baja, debido “al gran peso ejercido por las máquinas frigoríficas”, precisa la Universidad de Cádiz.

Una vez culminadas las obras, el inmueble contará con nuevas ventanas, suelos y puertas (de acceso tanto a la facultad como al edificio Hospital Real). Además, se cambiará el mobiliario y los equipos audiovisuales del salón de grado y decanato. Unas mejoras que se extienden hasta la cafetería y la vivienda de los conserjes, y con una posible reubicación de la escalera de evacuación. Al listado se suma la reestructuración de algunas áreas para adaptarlos a la celebración de seminarios. En total, al menos 20 intervenciones para optimizar el edificio.

Las obras, que comenzarán a ejecutarse a finales de este año, se producen sólo meses después de que la Universidad de Cádiz inaugurara las nuevas instalaciones del Edificio Hospital Real. Un espacio que está diseñado para que, en su planta baja, se reciba y oriente a los estudiantes, mientras que en la planta superior y torre operen las sedes de los vicerrectorados y gestión del Campus. Sin embargo, los nuevos cambios en el antiguo edificio no estarán listos hasta mayo de 2016.