Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Miércoles, 23 de mayo de 2012, a las 17:12

Redacción. Santander
La Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha atendido a 312 pacientes en los dos últimos años, de los que 212 nunca habían sido tratados de su patología. En cuanto al perfil de los pacientes, el rango de edad ha oscilado entre los 11 y los 67 años, siendo en un 84 por ciento de los casos mujeres. Los trastornos por atracones, anorexia y bulimia han sido las patologías más atendidas.

J. Andrés Gómez, médico adjunto del Servicio dePsiquiatría de Valdecilla; J. Luis López Vázquez, jefe del servicio de Psiquiatría de Valdecilla; y Carlos Léon, director general de Ordenación y Atención Sanitaria de Cantabria; Luis Ansorena, director técnico de Desarrollo y Calidad Asistencial del SCS; y Antonio Martínez, subdirector médico de Continuidad Asistencial de Valdecilla, presentan la guía.

Estos datos se han dado a conocer durante la presentación de la Guía de Prevención de los Trastornos de la Conducta Alimentaria y el Sobrepeso, elaborada por el Servicio de Psiquiatría de Valdecilla en colaboración con un amplio número de profesionales sanitarios y educadores.

En el acto han participado el director general de Ordenación y Atención Sanitaria, Carlos León; el concejal de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander, Antonio Gómez, el director técnico de Desarrollo y Calidad del Servicio Cántabro de Salud, Luis Ansorena; el subdirector de Continuidad Asistencial de Valdecilla, Antonio Martínez; el jefe del Servicio de Psiquiatría de Valdecilla, el doctor José Luis Vázquez-Barquero; y el doctor Andrés Gómez, médico del Servicio de Psiquiatría.
Carlos León ha señalado que las alteraciones de la conducta alimentaria representan un importante problema de salud pública. A pesar de tener una etiología multifactorial, ha hecho hincapié en la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz, sobre todo en el ámbito escolar y en el núcleo familiar, ya que estas patologías afectan en su mayoría a población adolescente.

Ha indicado que estos trastornos, que son la tercera causa de enfermedad más frecuente entre los adolescentes, requieren un abordaje sociosanitario e integral, abarcando tanto la prevención como el diagnóstico, tratamiento y evolución.

En esta línea se ha pronunciado el doctor José Luis Vázquez-Barquero, indicando que el trabajo multidisciplinar y la intensidad de los cuidados resumen la filosofía de su departamento. Tras subrayar la importancia de las estrategias de prevención e intervención, ha destacado que alta calidad y especialización de la atención que se presta en Valdecilla ha servido de modelo a otras comunidades autónomas.

Por su parte, el doctor Andrés Gómez ha hecho hincapié en la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz. Ha comentado que los pacientes suelen acudir a la Unidad una vez se ha iniciado la enfermedad, con períodos que se sitúan en 10 meses en los casos de anorexia y 18 en los casos de bulimia.

No obstante, ha explicado, que se trata de un tiempo escaso en comparación con la media nacional, sobre todo debido a la especial sensibilización de la población con los trastornos de la conducta alimentaria y a la confianza que genera la atención en la Unidad.

Sobre los tratamientos, ha recordado que los trastornos de la conducta alimentaria constituyen patologías a largo plazo y que en muchos casos tienden a la cronificación.