16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

La Unidad de Ses Salines entrará en funcionamiento este mes

Ampliará la cartera de servicios con educación para la salud y cirugía menor

lun 14 marzo 2011. 17.33H

Redacción. Palma
La nueva Unidad Básica de Salud de Ses Salines, en la que el Gobierno ha invertido 1.044.940 euros, entrará en funcionamiento en la segunda quincena de este mes para dar cobertura a las 1.718 personas del municipio, con una infraestructura sanitaria que ampliará su cartera de servicios con educación para la salud y cirugía menor.

Frances Antich, durante la inauguración del centro.

El nuevo centro ha sido inaugurado por el presidente del Gobierno, Frances Antich, quien ha estado acompañado por el consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, y por el alcalde de Ses Salines, Bartomeu Lladonet. También han asistido el consejero insular de Presidencia, Cosme Bonet, y el director general de Planificación y Financiación, Juli Fuster.

La nueva unidad Básica de Salud de Ses Salines permitirá aumentar de dos a cinco el número de consultas, a la vez que dispondrá de una sala de curas y una zona de admisión. La infraestructura tiene una superficie construida de 1.040 metros cuadrados, casi ocho veces más que la anterior, de 132.

El proyecto está basado en la utilización de patios como elementos básicos para aprovechar la luz y distribuir los espacios. Tanto la planta baja como la primera tienen un espacio diáfano en el centro que sirve de comunicación entre todas las áreas.

Actualmente trabajan en el centro sanitario de Ses Salines un médico de familia, una enfermera y un administrativo. La Unidad Básica de Salud de Ses Salines atenderá a 1.718 usuarios, según el número de tarjetas sanitarias asignadas, 1.228 de las cuales corresponden a personas de 14 a 65 años y 490 a personas de más de 65 años.