Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25

La Unidad de Sepsis del Peset reduce en dos puntos la tasa de mortalidad

El 65,1 por ciento de casos fueron detectados en el Servicio de Urgencias

Viernes, 21 de febrero de 2014, a las 13:14
Redacción. Valencia
La Unidad de Sepsis del Hospital Universitario Doctor Peset ha cumplido su primer año de funcionamiento con unos resultados que demuestran que la implantación de protocolos de detección y tratamiento precoz de la sepsis grave y el shock séptico ayudan a reducir la mortalidad y la estancia media de los pacientes afectados por esta patología, una de las principales causas de muerte en los hospitales españoles.

Clara Hurtado, enfermera de la Unidad.

De hecho, de enero a diciembre de 2013 se detectaron 543 casos de sepsis grave, de los cuales 190 (un 35%) correspondieron a shock séptico. Esto supone la detección de 45,25 casos al mes, una cifra que casi dobla los diagnosticados antes de la puesta en marcha de la unidad, que eran 23,7 casos al mes.

Así lo ha explicado Clara Hurtado, enfermera de la Unidad de Sepsis del Hospital Universitario Doctor Peset, en la reunión del Grupo de Estudio de Infecciones en el Paciente Crítico de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (GEIPC-Seimc). Y no sólo ha aumentado la detección precoz, sino que la mortalidad total por sepsis se ha reducido desde una tasa previa ya baja en este hospital del 23,3 por ciento a la actual del 21,2 por ciento, una tasa que está 12 puntos por debajo de la media nacional, que se sitúa en aproximadamente el 33 por ciento y casi 9 puntos por debajo de la media de la Comunidad Valenciana, que es del 29 por ciento. Especialmente se ha reducido la mortalidad por sepsis grave que, concretamente en el Hospital Universitario Doctor Peset, ha pasado del 22,6 por ciento al 14,4 por ciento en un año. Además, se ha logrado reducir la estancia media hospitalaria de los pacientes afectados por sepsis grave y shock séptico a 11 días, un dato sensiblemente inferior a la media española, que se sitúa en 21 días. De los casos diagnosticados, el 65,1 por ciento fueron detectados en el Servicio de Urgencias y el 39 por ciento  tenía como origen una infección respiratoria, el 28 por ciento una infección urinaria y el 20 por ciento una infección intraabdominal.