16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

La Unidad de Salud de Ariany beneficia a 700 personas

La Consejería de Salud y Consumo ha hecho una inversión de 564.141 euros

lun 21 febrero 2011. 17.59H

Redacción. Palma
El consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, acompañado por el alcalde Joan Ribot, el director general del Servicio de Salud, Josep Pomar, el director asistencial, Juan Pou, el gerente de Atención Primaria, Atanasio García, y el coordinador del centro de Salud de Vilafranca, Jaume Campomar, ha inaugurado la nueva Unidad Básica de Salud (UBS) de Ariany.

Vicenç Thomàs y Joan Ribot, durante la inauguración de la unidad.

La Consejería de Salud y Consumo ha hecho una inversión de 564.141 euros en este equipamiento sanitario, cuya superficie cuadruplica la del centro antiguo, lo que permitirá unas mejores condiciones para los profesionales que trabajan y para los cerca de 700 usuarios de este municipio.

La nueva Unidad Básica de Salud de Ariany entrara en funcionamiento este jueves y está ubicada en un edificio de dos plantas con forma de ele que suman 362,53 m2 en un solar de 348,2 m2. En la planta baja se ubican dos terceras partes de la edificación: los accesos, los vestíbulos, la recepción y la sala de curas. La sala de espera y las consultas se ubican en la planta primera. El acceso principal está en la calle de Sant Josep. El nuevo edificio suple las deficiencias de espacio de la anterior y la superficie construida de la unidad básica se cuadruplica, ya que pasa de 80 m2 a 362,53.

De las 700 personas a las que la Unidad Básica de Salud de Ariany da cobertura sanitaria, 453 tienen entre 14 y 65 años y 243 son mayores de 65Las nuevas instalaciones tienen más espacio para consultas, disponiendo actualmente de una consulta de medicina de familia, una de enfermería y una sala de curas.

La construcción se ha llevado a cabo en diez meses y ha supuesto el primero de los doce centros que abrirán sus puertas durante las próximas semanas.

De las 700 personas a las que la Unidad Básica de Salud de Ariany da cobertura sanitaria, 453 tienen entre 14 y 65 años y 243 son mayores de 65. Trabajarán tres profesionales: un médico de familia, una enfermera y un administrativo. El médico y la enfermera pasarán consulta el lunes, martes, jueves y el viernes de 9.00 a 11.30 y los miércoles de 17.30 a 20.00. Fuera de este horario, para recibir atención urgente habrá que ir al PAC de Vilafranca.