16 nov 2018 | Actualizado: 09:00
Lunes, 29 de septiembre de 2014, a las 16:41
Redacción. Madrid
El Hospital Clínico San Carlos  ofrece a sus pacientes  la atención asistencial a todos los procesos oncológicos ginecológicos abordados con técnicas de cirugía de mínima invasión, tanto robótica como laparoscópica, atendidos por los profesionales de la Unidad de Oncología Ginecológica perteneciente al Servicio de Ginecología y Obstetricia que dirige José Antonio Vidart.

Mónica Bellón, Pluvio Coronado, José Antonio Vidart, Javier García Santos y Mar Ramírez.

Esta Unidad fue la primera en España que llevó a cabo una cirugía oncológica robótica en Ginecología en el año 2007 y en la actualidad opera el 95 por ciento de los cánceres de cérvix o cuello de útero y de endometrio con cirugía mínimamente invasiva (CMI), incluyendo las cirugías por puerto único en patologías oncológicas sencillas. Además, el 80 por ciento de los estadios iniciales de cáncer ovárico se abordan también por CMI. Dentro de la mínima invasión  también se realiza el ganglio centinela en el cáncer de vulva y se investiga su validez en los de endometrio y cérvix.

Integrada por  Javier García Santos, Mónica Bellón y Mar Ramírez Mena, coordinados por Pluvio Coronado, en la citada Unidad  participan también profesionales de enfermería, tanto en quirófano, como en planta  de hospitalización y consulta.

Buenos resultados

Según Coronado  “las tasas de supervivencia libre de enfermedad de la CMI son las mismas que con cirugía convencional, pero con la ventaja de  que disminuye la morbimortalidad”. Además, con ella se ha conseguido una reducción de la estancia hospitalaria (2-3 días, frente a los 7 días anteriores),  y una mejor y más rápida incorporación de la mujer al ámbito laboral. 

Como la recuperación es más rápida, también lo está siendo la aplicación de tratamientos adyuvantes, a las pacientes que lo necesitan.  Estos beneficios repercuten en todos los procesos, aunque en la patología de vulva han sido especialmente significativos, donde tradicionalmente se realizaban cirugías bastante agresivas.

En la actualidad y tal como señala Coronado, la Unidad está estudiando la posibilidad de realizar sistemáticamente el ganglio centinela en cérvix y endometrio, en colaboración con el Servicio de Medicina Nuclear, que dirige el doctor José Luís Carreras. En el campo del cáncer ovárico, y conjuntamente con la Unidad de Reproducción Asistida,  estos profesionales están realizando también, una serie de programas de cirugía preservadora de la fertilidad, fundamentalmente de tejido ovárico en mujeres con procesos oncológicos.

Apostando por la investigación

Estas actuaciones se complementan además con una investigación activa, tanto nacional como internacional, como parte integrante del grupo ginecológico de la Organización Europea para la Investigación y Tratamiento del Cáncer (Eorct), con siete ensayos clínicos internacionales en marcha, algunos de ellos conjuntamente con Oncología Médica.

Los profesionales de esta  Unidad también participan en diversos proyectos de investigación internacionales, relacionados con las vacunas preventivas y terapéuticas contra el virus del papiloma humano (VPH), responsable de la mayor parte de los cánceres de cérvix, y en el diseño e implantación de los nuevos test para la detección del VPH,  que están aportando más sensibilidad  para su diagnóstico precoz. 

Dentro de la detección de las lesiones del cuello del útero, esta Unidad es pionera en la investigación de colposcopias con un novedoso sistema de detección que consiste en el mapeo color de las lesiones cervicales de mayor grado.