14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

La Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Valle del Nalón reduce los ingresos hospitalarios un 41 por ciento

La estancia media ha pasado de 8,57 días a 6,53, lo que significa un 24 por ciento menos

Viernes, 25 de febrero de 2011, a las 13:06

Redacción. Oviedo
La Unidad de Insuficiencia Cardiaca para pacientes pluripatológicos del Hospital Valle del Nalón ha conseguido disminuir las hospitalizaciones un 41 por ciento, así como la estancia media hospitalaria, aumentando la calidad de vida de la población atendida y el grado de satisfacción mostrado con la asistencia.

La experiencia ha sido recogida en un trabajo titulado “Constitución de unidades de insuficiencia cardiaca con pacientes pluripatológicos. Un reto factible”, presentado por profesionales del Hospital Valle del Nalón, en Langreo, y Carmen y Severo Ochoa, de Cangas del Narcea, que ha resultado finalista en la IV Convocatoria de los Premios Esteve “Unidos por la atención al paciente”.

El funcionamiento de la Unidad está basado en tres pilares: un modelo de gestión que promueve el manejo integral del paciente, implicación del mismo y su entorno familiar en el autocuidado de la enfermedad y control exhaustivo de los factores de riesgo cardiovascular y otras patologías. El objetivo es conseguir un mejor control de los pacientes, reduciendo el riesgo de descompensación en la enfermedad y de ingreso hospitalario.

Lo novedoso, en el caso del Valle del Nalón, es la aplicación de este modelo, cuyos beneficios están demostrados, en un contexto con unas características particulares, como son población de edad avanzada, con una elevada comorbilidad y residente en un área con una importante dispersión geográfica, lo que plantea dificultad de seguimiento respecto a las áreas urbanas.

La Unidad se puso en marcha en el año 2006, atendida por médicos especialistas en Medicina Interna, para atender a pacientes pluripatológicos con, entre otras enfermedades, patología cardiaca. Cuatro años después se ha visto que los resultados son muy favorables, iniciándose un proyecto de similares características en el Hospital Carmen y Severo Ochoa, en Cangas de Narcea.

La insuficiencia cardiaca ha experimentado en los últimos años un aumento en las cifras de incidencia y prevalencia, especialmente en la población de edad avanzada, de tal manera que se ha dado en denominar la epidemia del siglo XXI. En España constituye la tercera causa de muerte cardiovascular, tras el infarto agudo de miocardio y el accidente cerebrovascular. Desde el punto de vista asistencial es una de las patologías que más estancias hospitalarias acarrea.

En los cuatro primeros años de funcionamiento fueron incluidos en seguimiento 350 pacientes, de los cuales fueron dados de alta por diversos motivos el 30 por ciento. El resultado es una reducción tanto de los ingresos hospitalarios como de la estancia media.

En concreto, los ingresos hospitalarios de pacientes con insuficiencia cardiaca han disminuido un 23 por ciento (un 60 por ciento los que son seguidos en la Unidad), mientras que la estancia media ha pasado de 8,57 días a 6,53, lo que significa un 24 por ciento menos. Así, en cuatro años se han reducido las estancias hospitalarias un 41 por ciento, con el consiguiente beneficio tanto para el paciente como para el sistema sanitario.

Los autores del trabajo “Constitución de unidades de insuficiencia cardiaca con pacientes pluripatológicos. Un reto factible”, finalista en la IV Edición de los Premios Esteve, son Álvaro González Franco, Iván Suárez Pedreira y Carmen Fernández Pizarro, todos ellos del Hospital Valle del Nalón, y José María Fernández Rodríguez, del Hospital Carmen y Severo Ochoa, de Cangas del Narcea.