Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:45

UGT lamenta que se obligue a los discapacitados a ir a los tribunales para reconocer la retroactividad

El sindicato critica que “hay personas que por falta de recursos o información no pueden llevar a cabo la denuncia”

Jueves, 25 de abril de 2013, a las 15:52

Redacción. Valencia
La UGT-PV ha conocido la sentencia favorable del reconocimiento de la retroactividad de la prestación de cuidadores no profesionales de una de las muchas demandas que el sindicato había interpuesto a través de sus servicios jurídicos.

La demanda fue interpuesta en 2010 por un afiliado al sindicato, al no estar conforme con la resolución del Programa Individual de Atención (PIA), pues se reconocía la prestación de Cuidador no Profesional a partir de la fecha de la firma de la resolución, febrero de 2010 y no desde la fecha de la solicitud, mayo de 2008.

Pepa Llorca, secretaria de Política Social de UGT-PV.

Este es uno de los motivos por los que para la UGT-PV, según indican en nota de prensa, “resulta lamentable que las personas beneficiarias de la conocida como Ley de Dependencia hayan tenido que ejercer sus derechos a través de los Tribunales, dado que el Gobierno valenciano les negaba esos derechos”.

Es más, apuntan que “es dramático que solamente aquellas personas que siguieron adelante los procesos ante los juzgados sean las que han podido ver reconocidos esos derechos, mientras que todas aquellas personas que,  por falta de información o de recursos económicos, no pudieron llevar adelante la denuncia, no han visto reconocidos los derechos que les asistía por ley, por la negativa del Gobierno”.

Según la responsable de la secretaria de Política Social, Pepa Llorca, “todo esto resulta más terrible cuando al mismo tiempo que se conoce la sentencia en la UGT-PV, se publica un informe del Tribunal de Cuentas donde se dice que la Consejería de Bienestar Social había cobrado 2,1 millones de euros del Imserso de dependientes ya fallecidos”.

Por todo ello la UGT-PV denuncia, de nuevo, “la situación de desamparo de muchas personas dependientes por la mala o nula gestión y aplicación de la Ley de la Dependencia en la comunidad, además de por el copago”.