Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La UCI del Materno Infantil de Málaga cumple su plan ‘Neumonía Zero’

El lavado de manos o la higiene oro-faríngea, entre las medidas adoptadas

Miércoles, 11 de septiembre de 2013, a las 14:09

Redacción. Málaga
Profesionales de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP),  perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos y Urgencias Pediátricas  del Hospital Materno Infantil de Málaga, han sido galardonados en el último Congreso Nacional de la especialidad por la presentación del trabajo en el que se exponían las estrategias y medidas que se han llevado a cabo en la unidad, gracias a las cuales se ha conseguido el objetivo de Neumonía ‘Zero’  asociada a ventilación mecánica (NAVM).

Mercedes Retamero, José Miguel García y María Isabel Ortiz, enfermeros de la UCI Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Málaga.

El trabajo, presentado en el XVIII Congreso Nacional de la Sociedad de Cuidados Intensivos Pediátricos y de la Fundación Española de Cuidados Intensivos Pediátricos celebrado en Pamplona, ha conseguido el primer premio en la modalidad de comunicación oral.

Durante cuatro años la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos ha ido implantando medidas encaminadas a disminuir la incidencia de neumonía asociada a ventilación mecánica hasta alcanzar actualmente el nivel ‘zero’.
Así, el lavado de manos antes y después de cualquier manipulación, mantener la posición de la cama a 45º y al paciente semi-incorporado, cambiar de forma protocolizada las tubuladuras del respirador automático, o proceder a la higiene oro-faríngea del paciente con antiséptico cada 12 horas, son algunas de las medidas adoptadas.
Además, otras actuaciones tales como la extubación precoz del paciente, mantener humidificación activa y sistema de aspiración cerrado –cuando el paciente lleva más de dos días conectado a ventilación mecánica– se han ido incorporando a la práctica diaria de forma sistemática a lo largo de estos cuatro años.

Estas medidas han ido acompañadas de estrategias de información como la publicación, mediante carteles informativos en la UCIP, de la incidencia de infección nosocomial asociada a dispositivos; la elaboración de protocolos de limpieza, desinfección y esterilización de material relacionado; y la actualización formativa en cuidados críticos pediátricos del personal de enfermería.

Desde 2009, la UCIP mide los niveles de infección nosocomial siguiendo los criterios establecidos por el Centro de Control de Enfermedades americano (CDC) para las UCIPs médico quirúrgicas. Así, durante estos años un sistema de información continuada ha ido registrando las incidencias conforme se iban implantando las medidas, pasando de una incidencia de 6,3 neumonías por mil días de ventilación mecánica en el año 2009, al nivel 0 en el año 2012, tras la implantación del plan de actuación para la prevención de la neumonía asociada a ventilación mecánica. 

Aumento de la estancia hospitalaria

La neumonía asociada a ventilación mecánica ocupa el segundo lugar en las UCIP de los países de nuestro entorno en cuanto a infecciones adquiridas en estas Unidades, provocando incrementos notables de la estancia hospitalaria. 
Estas cifras confirman  que la adopción de medidas basadas en la máxima evidencia científica y su integración en la práctica diaria, así como el mantenimiento de alerta continua y la formación  permanente,  son herramientas eficaces para combatir la infección nosocomial.

Todas estas actuaciones se enmarcan en la estrategia de Prácticas Seguras del Observatorio de Seguridad del Paciente de la Consejería de Salud y Bienestar Social cuyo objetivo es incrementar la seguridad de los pacientes durante su tránsito por el sistema sanitario público andaluz.