Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La ubicación del laboratorio central en Meixoeiro “garantiza todas las necesidades” de la comarca de Vigo

La apertura del Chuvi motiva “un rediseño” de la atención hospitalaria en esa zona

Jueves, 11 de septiembre de 2014, a las 14:25
Redacción. Santiago de Compostela
El director de Asistencia Sanitaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Félix Rubial, ha reiterado este jueves en el Parlamento regional que la ubicación del laboratorio central del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) en el Hospital Meixoeiro “garantizará todas las necesidades asistenciales” de la comarca viguesa.

Félix Rubial.

En respuesta a las críticas de la diputada del BNG Montse Prado en comisión parlamentaria, este directivo del Sergas ha explicado que la apertura del nuevo hospital de Vigo motiva “un rediseño” de la atención hospitalaria en esa zona.

Se trata, según sus propias palabras, de que cada centro desarrolle “actividades complementarias” y de que se eviten las “duplicidades” existentes. “Es una decisión ideológica, para seguir su política de privatización”, ha replicado la nacionalista.

Rubial ha sostenido que “no es una reorganización caprichosa ni por criterios políticos”, sino que está fundamentada en la “complejidad” de las patologías, las características arquitectónicas de los hospitales y su dotación. “Y el Meixoeiro es la ubicación más adecuada”, se ha mantenido.

Ante ello, la parlamentaria del Bloque ha aludido a las críticas de los profesionales, que ya advirtieron de que la distancia del laboratorio al mayor hospital de la comarca conllevará “riesgos para la atención sanitaria”.

En su turno de réplica, Félix Rubial ha incidido en que “la tendencia” en “todas partes del mundo” es la “centralización” de los laboratorios. “Por cuestiones de operatividad y eficiencia, ya que la concentración de pruebas implica una minoración de costes en reactivos”, ha argumentado.

Por su parte el socialista Abel Losada, quien ha recordado que “no están pidiendo nada para ellos” sino que demandan “optimizar la gestión sanitaria”. Asimismo, ha denunciado que sus críticas públicas han supuesto cambios de despachos y supresión de pluses de coordinación.