21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La tercera fase del pago a proveedores prevé el abono de 16 millones a sanidad

Para adherirse, el Ejecutivo autonómico ha convocado un Consejo de Gobierno extraordinario

Viernes, 19 de julio de 2013, a las 14:18

Redacción. Zaragoza
El consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón, José Luis Saz, ha informado de que la Comunidad aragonesa abonará 35 millones de euros pendientes, a través de la tercera fase del pago a proveedores. De ellos, 16 millones afectan a la sanidad.

José Luis Saz, consejero de Hacienda y Administración Pública.

Para adherirse a esta fase del mecanismo, que empezó el año pasado y que ha sido impulsado por Madrid, el Ejecutivo autonómico ha convocado un Consejo de Gobierno extraordinario este viernes, según ha explicado Saz, en declaraciones a los medios de comunicación en las Cortes al finalizar el Debate sobre el Estado de la Comunidad.

"En esta tercera fase son 35 millones, que afectan a Sanidad, 16 millones; a la Universidad, más de 5 millones, y a los distintos departamentos de la DGA, que son sobre 10 millones", ha relatado.

Saz ha subrayado que esta tercera fase de pago a proveedores se diferencia de las anteriores porque "ha habido una ampliación de los requisitos objetivos y, por tanto, han entrado facturas que en los primeros mecanismos no lo hicieron".

Por ejemplo, "en esta ocasión ha entrado el Casar -Consorcio Aragonés de Alta Resolución- y algunas deudas con otras administraciones públicas que no entraron en las fases anteriores".

No obstante, las deudas del Ayuntamiento de Zaragoza han quedado excluidas, por ser derivadas de contratos, e irán en una cuarta fase que, previsiblemente, empezará a partir de septiembre.

Fases

En la primera fase del plan, Aragón se acogió con 465 millones de euros "en facturas que no estaban contabilizadas", en la segunda "no tuvimos que ir" y, en la tercera, se presentan estos 35 millones, ha especificado Saz.

La finalidad, ha agregado, es "poder cumplir la directiva europea de pagar a los proveedores, por parte de las administraciones, en no más de 30 días e ir saneando las cuentas poco a poco".

En este punto, ha aseverado que "hay que intentar solucionar que todas las administraciones públicas estemos pagando a los proveedores con más de 30 días de retraso, hay que corregirlo".

Este dinero se pagará directamente a los proveedores, sin que pase por las instituciones. El Gobierno aragonés certifica el listado de aquellos a los que se adeuda, este documento es comprobado por el Ministerio de Hacienda y "habrá un pequeño plazo de rectificación de errores". En septiembre, los proveedores cobrarán.