Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Lunes, 03 de marzo de 2014, a las 13:50
Redacción. Sevilla
La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha visitado este lunes la nueva Unidad de Hemodiálisis del Hospital Regional de Málaga, en la que la Junta ha invertido 600.000 euros y que amplía la capacidad asistencial del espacio existente anteriormente para poder atender hasta 142 pacientes a la semana.

El gerente del SAS y la consejera de Salud visitan las instalaciones.

Un total de 9.310 personas se benefician de la terapia renal sustitutiva en Andalucía, según los datos aportados este lunes por la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, en su visita a la nueva Unidad de Hemodiálisis del Hospital Regional de Málaga. El tratamiento sustitutivo comprende el trasplante renal, con 4.830 personas trasplantadas en la actualidad; la hemodiálisis, a la que acceden 4.092 pacientes renales; y la diálisis peritoneal, con la que se tratan otros 388. Las sesiones totales que se realizaron en estas dos últimas modalidades de terapia durante el pasado año alcanzaron la cifra de 690.297.

Sánchez Rubio ha subrayado la importancia de contar en la sanidad andaluza con todas las opciones terapéuticas posibles para las personas que sufren una enfermedad renal avanzada, a la vez que ha recordado que tanto para la realización de los trasplantes, como para las sesiones de hemodiálisis, se cuenta con equipos profesionales muy cualificados y de gran calidad humana.

La nueva infraestructura ocupa un espacio de 490 metros cuadrados y dispone de 28 puestos de tratamiento (de los que ocho son para pacientes que precisan cama y 20 para pacientes en tratamiento ambulatorio, que reciben la hemodiálisis en sillones ergonómicos). Este espacio acogerá a los pacientes que están siendo tratados en la Unidad de Diálisis de Crónicos (ubicadas en el mismo centro sanitario) y a los que actualmente reciben tratamiento en el centro periférico de El Atabal.

Sánchez Rubio ha destacado que las nuevas instalaciones, más amplias, modernas, cómodas y luminosas, mejoran de forma significativa la asistencia que se presta en términos de calidad, ya que, además, cuenta con una planta de agua ultrapura (ubicada en el sótano) para ofertar los mejores y más novedosos tratamientos existentes en la actualidad para los pacientes en hemodiálisis.

La puesta en marcha de las nuevas dependencias se realizará de forma escalonada. Así, el lunes 10 de marzo serán trasladados los pacientes de la Unidad de Diálisis de Crónicos y posteriormente, el día 17, los pacientes de la Unidad del centro de El Atabal.

La hemodiálisis es una terapia de sustitución renal que tiene como finalidad suplir parcialmente la función de los riñones. El tratamiento sustitutivo en la enfermedad renal crónica se realiza mediante trasplante renal, hemodiálisis y diálisis peritoneal. El tratamiento de hemodiálisis se oferta en la actualidad en tres modalidades: hospitalaria, en centro periférico concertado y hemodiálisis domiciliaria.

La diálisis peritoneal es otra de las alternativas de tratamiento sustitutivo en la enfermedad renal crónica, y actualmente hay 43 pacientes en tratamiento en la provincia de Málaga, mientras que en hemodiálisis domiciliaria hay tres pacientes.
La dirección del centro sanitario ha mantenido informada a la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) del curso de la obra y de las opciones de gestión existentes en la atención a la diálisis de pacientes crónicos.