Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40

La teleasistencia estará plenamente implantada en 2015

El Gobierno prevé terminar con más de 33.000 usuarios del servicio

Jueves, 13 de marzo de 2014, a las 18:51
Redacción. Vitoria
El programa de teleasistencia BetiON estará plenamente disponible en los 251 municipios de la Comunidad autónoma al finalizar 2014. El despliegue de este servicio por toda la geografía vasca se ha convertido en uno de los principales objetivos del Gobierno vasco en materia sociosanitaria.

Guillermo Viñegra, viceconsejero de Salud.

Los viceconsejeros de Políticas Sociales y de Salud, Iñigo Pombo y Guillermo Viñegra, respectivamente, han ratificado la apuesta del Gobierno vasco por el desarrollo del espacio público sociosanitario a través de la teleasistencia y sus múltiples prestaciones (consejo sanitario, cita previa, telemonitorización de la salud a domicilio, etc).

La teleasistencia domiciliaria, con 30.393 personas usuarias en el País Vasco, es un servicio que permite la permanencia en el medio habitual de vida, evitando el desarraigo. Está destinado a personas mayores de 75 años que viven solas y a mayores de 65 en situación de dependencia o de vulnerabilidad reconocida por los servicios sociales. También la utilizan personas discapacitadas, enfermas mentales con dependencia, o en riesgo de aislamiento social. En caso de riesgo para su seguridad o salud, un sencillo dispositivo instalado en una pulsera o un medallón las mantiene permanentemente conectadas a un centro de atención inmediata atendida por profesionales especializados.

Aunque cada vez están tomando más peso los tramos de menor edad, el perfil de la persona usuaria del servicio de teleasistencia vasco se corresponde con una mujer mayor de 80 años que vive sola. En esta situación se encuentran 17.644 de las 30.393 personas usuarias del servicio, siendo el grupo mayoritario en términos globales y el de mayor crecimiento con respecto a 2012.

La ampliación de BetiOn a la totalidad del territorio vasco –actualmente 14 pequeños municipios no disponen de este servicio- lleva emparejada la mejora de su cobertura en las zonas rurales, otro de los objetivos del Gobierno para 2014. A este respecto, el responsable de Asuntos Sociales ha afirmado que “queremos potenciar los recursos divulgativos para que los municipios de pequeño tamaño también conozcan el servicio y, a su vez, informen de su existencia a quienes puedan precisarlo”.

El modelo de BetiON se enmarca en un esquema de atención integral centrada en la persona, cuyo aspecto fundamental es atender las necesidades sociales y sanitarias de la persona de forma coordinada, tanto en su vertiente preventiva como en la asistencial.

En 2013 se concedió el alta a 6.860 personas, aunque tras contabilizar altas y bajas el crecimiento neto anual alcanzó las 3.106 personas. El Gobierno vasco quiere cerrar el cuarto año de implantación de BetiON –entró en funcionamiento en julio de 2011- con no menos de 33.000 personas usuarias, lo que equivale a conseguir una cobertura aproximada del 7,50% de las personas mayores de 65 años de Euskadi, un porcentaje que, según Iñigo Pombo, “intentaremos elevar hasta el 8%”.